Mendoza Lunes, 15 de octubre de 2018

Grupos católicos se movilizarán contra la educación sexual

Las organizaciones Marcha por la vida y Con mis hijos no te metas realizarán una caravana y un festival en el Parque. No quieren que sus hijos sean educados con perspectiva de género.

Con mis hijos no te metas y Marcha por la vida. Así se llaman las organizaciones católicas que saldrán el 28 de octubre a manifestarse para que no se produzcan los cambios en Ley nacional de Educación Sexual Integral (ESI) de Mendoza. Pero no lo harán solamente para eso: también están en contra de la ideología de género y de las infancias trans.

La marcha sumará a todas las personas que quieren que sus hijos e hijas reciban los contenidos de acuerdo al ideario de la institución a la que asisten -colegios confesionales en estos casos- y que, por otra parte, están en desacuerdo con la perspectiva de género en la educación, como también con los tratamientos de hormonización en niñas y niños pequeños.

En cuanto a la ESI, la Iglesia Católica y las organizaciones que pertenecen a ella quieren libertad para impartir estos conocimientos de la manera que indican los preceptos de su credo.

Así lo manifestó Mariana Soler, de Marcha por la vida, entidad que el viernes se presentó en la DGE para llevar un petitorio que incluye estos reclamos.

Educación sexual a medida

Soler explicó que ambos grupos realizan el mismo pedido, que se resume en 6 puntos: "No a la reforma de la ley de Educación Sexual Integral, no a la ideología de género, no a la niñez trans y hormonización de niños y niñas".

Mientras, le dicen sí al derecho de los padres y madres a decidir, a la libertad religiosa y a la educación sexual con valores.

"Los cambios que se quieren realizar en la ley 26.150 son muy delicados y van en contra de los derechos de la institución a amoldar los contenidos de la ESI al ideario de la escuela a la que las familias deciden que asistan sus hijos. Es una forma de defraudar a padres e hijos", explicó Soler, quien es profesora de Ética y Psicología en el Nivel Superior.

Agregó que algunas familias, en un momento determinado de la vida de sus hijos, deberían poder prescindir de la educación sexual, por diversos motivos. "Puede que los padres no estén de acuerdo con el instructor que imparte estos conocimientos o que el chico está pasando por alguna situación en particular o bien, que prefieran educarlos en su casa en este aspecto", explicó Soler. Además explicó: "La obligatoriedad que manifiesta la ley se contradice con otros derechos de los niños y sus padres".

En cuanto a los contenidos básicos, determinados por en la resolución 340/18 del Consejo Federal de Educación, Soler manifestó que lo que las familias católicas no quieren es que a sus hijos les den contenidos no acordes para su edad, como puede ser el de hablarles de métodos anticonceptivos a niños y niñas de 12 años", explicó la profesional a modo de ejemplo.

En cuanto a las infancias trans, soler manifestó: "No estamos de acuerdo con que se hormonice a un niño o una niña de 8 años, cuando se presume que pueden tomar estas decisiones a partir de los 18 años, cuando ya han desarrollado su sexualidad".

Junta de firmas

Para Soler, la junta de firmas realizada en una semana, sólo en el puesto que tienen en la Peatonal y Patricias Mendocinas, fue un éxito: casi sin difusión, consiguieron 1.000 adhesiones. Esperan que a partir de que se comience a dar relevancia al evento, se sumen más mendocinas y mendocinos que se muestren en desacuerdo con los cambios en el artículo 5° de la ley nacional.

"Cuando se discutió el proyecto de despenalización del aborto juntamos 450.000 firmas, la verdad es que nos fue muy bien. Estimamos que ahora vamos a tener los mismos resultados".

Caravana y festival

Mientras Marcha por la vida organiza para el domingo 28 a las 16 una caravana que partirá desde el kilómetro 0 y se dirigirá al Prado Gaucho, del parque General San Martín, Con mis hijos no te metas prepara el Festival por la Familia, en ese sitio del Parque. Habrá actividades recreativas y artísticas, estas últimas a cargo de la organización Artistas por la vida.

La Iglesia Católica también toma partido

En esta polémica por los cambios en la ley 26.150 de Educación Sexual Integral, la Iglesia Católica ya tomó partido.

Fue después de que la Pastoral Familiar emitiera un comunicado formal sobre la postura de su credo con respecto a la eliminación del artículo 5° de la citada ley. El manifiesto está firmado por la Conferencia Episcopal Argentina.

En respuesta a las modificaciones que pretenden que todas las escuelas, confesionales o no, deben cumplir con contenidos básicos inamovibles en sus planes institucionales con respecto a la educación sexual, el clero se posicionó en contra de esta iniciativa, explicando que ellos están de acuerdo con la ESI, pero se debe posibilitar la adaptación al ideario de cada institución.

"La educación sexual integral debe respetar la libertad religiosa de las instituciones y la libertad de conciencia, derecho sagrado e inalienable, que debe ser siempre custodiado", reza el documento al que la Iglesia Católica local adhirió.

Más noticias