Mendoza Martes, 27 de marzo de 2018

En Mendoza se importa asfalto para hacer calles y rutas

Se combinan dos factores: en el país hay menos producción en las 4 plantas y el ritmo de consumo es récord histórico.

El fuerte ritmo que ha adquirido la obra pública ha provocado faltante de asfalto y obligado a las empresas constructoras que están haciendo calles y rutas en Mendoza, a tener que importarlo de Chile.

Esta situación si bien no ha provocado paralización de obras, está demorando el ritmo en algunos casos. El dato lo confirmó el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Delegación Mendoza, Marcelo Bargazzi. Y agregó que el problema afecta no sólo a Mendoza sino a todo el país.

El motivo

Hay dos variables que han influido para que termine faltando asfalto: por un lado, ha disminuido el nivel de producción, porque de las cuatro plantas productoras que hay en el país sólo una está funcionando, la que pertenece a la refinería de la firma Shell. Las otras tres están frenadas por diferentes motivos.

En el caso de Pampa Energía, viene con una baja en la producción; YPF tiene frenada su producción porque su planta está en mantenimiento, y la planta de Oil, la firma del empresario Cristóbal López, está paralizada en medio del escándalo que lo envuelve por no pagar deudas fiscales por $8.000 millones.

Por ser un derivado del petróleo y estar altamente ligado a la explotación de crudo en la Argentina, no es fácil aumentar la producción de asfalto. Las plantas están en Rosario y Bahía Blanca.

Y por el otro lado, "se ha dado un incremento récord en el consumo que no tiene comparación con ningún otro momento histórico", destacó el dirigente empresarial. De marzo del año pasado a marzo de este año aumentó 75% el consumo de asfalto en el país y Mendoza está dentro de ese promedio. Esto es un incremento muy alto; para tener una comparación, en el mismo período el consumo de cemento aumentó 25%, y si bien es un cifra muy buena que demuestra la mejora en la actividad, es baja respecto a la suba que ha tenido el uso de asfalto", explicó Bargazzi.

Las empresas se han visto obligadas a importar de Chile porque por cercanía geográfica es lo que más conviene, desde allí se trae en camiones cisterna. En otros puntos del país, sobre todo lo más cercano a Buenos Aires, se importa desde Uruguay.

Sucede que además de las obras provinciales y todo lo que lleva adelante Vialidad provincial, pesa muy fuerte la gran cantidad de obras viales que están haciendo los municipios -sobre todo los más grandes- y todos al mismo tiempo. Las comunas de Guaymallén, Maipú, Las Heras, Godoy Cruz y Mendoza Capital están asfaltando decenas de cuadras en forma simultánea y esta demanda sostenida de la materia prima termina impactando en las empresas, explicó el presidente de la cámara empresarial.

Además, Mendoza está avanzando en la concreción de dos grandes obras viales, la doble vía entre Mendoza y San Juan, y la variante Palmira-Agrelo de la Ruta Nacional 7. Si bien aún falta para comenzar con la etapa del asfaltado en estas dos obras, si la situación persiste, también podría complicar el ritmo de estos proyectos, advirtió el empresario.

El contexto

El aumento en el consumo de asfalto no es un hecho aislado. Se da en un contexto de crecimiento sostenido de la obra pública en general. Todos los indicadores muestran que los insumos, la capacidad instalada de las empresas y la mano de obra ligada al sector vienen creciendo.

Según los datos publicados por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL ) de la Fundación Mediterránea, el crecimiento de la construcción se ha venido sosteniendo gracias al soporte de la obra pública. Se espera que durante este año se produzca algo similar. Para 2018 se mantendrían estas fuerzas, y el Gobierno provincial ha presupuestado mayor monto en obras", pronosticó Gustavo Reyes, economista e investigador del IERAL.

Maipú tuvo una planta de asfalto móvil

Maipú tenía una planta de asfalto móvil que se remató hace dos años. Por lo cual ahora no tiene alternativas para hacer el pavimento que recurrir a los mismos sistemas que se usan en el resto de las comunas. Es decir, licitar las obras y dejar en manos de las firmas encargadas de las obras la provisión de los insumos.