Mendoza Miércoles, 8 de agosto de 2018

Diputados expresaron su repudio a las amenazas contra Laura Montero

Legisladores de diferentes bloques defendieron la libertad de opinión y rechazaron a la violencia. Radicales firmaron una declaración.

Durante la sesión, diputados de diferentes bloques expresaron su repudio a las amenazas sufridas por la vicegobernadora de la provincia, Laura Montero, en el marco del debate que se da en el Senado de la Nación, sobre el proyecto de ley de interrupción voluntaria del aborto.

En tal sentido, se aprobó un proyecto de Declaración impulsado por María José Sanz (UCR), que lleva la firma de todo el bloque radical, en el que se expresa "el más enérgico repudio, por parte de La Honorable Cámara de Diputados de La Provincia de Mendoza".

"Este acto de libertad de expresión, fue motivo y detonante para que agresores anónimos cuestionaran su posición con respecto al proyecto que se está tratando en la Cámara alta nacional. Esto se hizo evidente mediante mensajes a su celular personal", añade en el texto.

Por su parte, el diputado Mario Díaz (Eva Perón), manifestó su adhesión al repudio considerando que "independientemente de lo que cada uno pueda pensar en torno a este tema tan delicado y entre tantos otros que a veces tienen más que ver con cuestiones de conciencia que por posiciones políticas, nos corta transversalmente. Vamos a criticar cualquier mecanismo de violencia, cualquier acción que tienda a amedrentar o generar miedo" por tener posiciones distintas.

De igual modo, Mario Vadillo (PI - Protectora), coincidió en expresar su solidaridad señalando que "es preocupante el nivel de agresión y violencia", "no está bien que se generen estas dicotomías en el país. Estamos volviendo a crear una grieta muy grande".

A su turno, Mailé Rodríguez (FIT), hizo extensivo el repudio a las amenazas sufridas también por la diputada nacional Claudia Najul, "que son hechos que se suman a las sufridas por Noelia Barbeito, cuando se trataba el proyecto en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional. Manifestamos nuestra solidaridad y nuestro repudio a estos actos que se condicen con un discurso retrógrado y oscurantista".

Asimismo, Pablo Priore (PRO), dijo que repudia estos hechos así como "todo tipo de violencia que se dé en el marco de una discusión que tiene que darse en el seno de las instituciones democráticas como es el Congreso de la Nación".

Al respecto, instó a la vicegobernadora para que realice la denuncia penal correspondiente "para que los responsables de estos actos intimidatorios, sean juzgados por la justicia", porque "estos ataques son a la democracia".

Finalmente, la diputada Carina Segovia (PJ), repudió éste "y cualquier otro acto de violencia, de cualquier tipo de manifestaciones que tengan que ver con denostar o atacar una forma de pensamiento determinada. En ese mismo sentido, son tan repudiables los actos de violencia que han sufrido la vicegobernadora y cualquier otro integrante del colectivo que pide por el derecho al aborto, como también todas las manifestaciones de violencia institucional que se han sufrido por las pintadas en las iglesias y aquellas parodias a la virgen María en las cuales se ha afectado el más íntimo sentimiento de todos los católicos. Todas las manifestaciones de violencia, sea física o sea simbólica, son total y absolutamente repudiables en un estado de derecho donde debe primar sobre todo, la tolerancia y la pluralidad de ideas y pensamientos".