Mendoza Sábado, 14 de octubre de 2017

Buscan bajar la reincidencia en embarazos adolescentes

Habilitarán consultorios especiales de atención integral. El primero ya está funcionando en el hospital Paroissien.

El primer Consultorio de Seguimiento de Adolescentes Embarazadas de la provincia ya funciona en el hospital Diego Paroissien (Maipú) y la idea es que se abra uno en cada región mendocina.

En Las Heras, funcionará en el hospital Carrillo y está previsto uno en Uspallata y otro, en Lavalle.

Estos centros de atención especializados apuntan a ofrecer a las chicas de 10 a 19 años un ambiente "amigable", con atención integral. Por eso su personal está integrado por obstetras, psicólogos, trabajadores sociales, neonatólogos, nutricionistas y odontólogos, entre otros profesionales.

En Mendoza, por año hay 4.300 recién nacidos que son hijos de chicas menores de 20 años.

Según el Ministerio de Salud, el 70% de este tipo de embarazos no son planificados y la reincidencia es de 25%.

Precisamente, uno de los objetivos es bajar este índice, a través de distintos ejes temáticos.

"Lo más importante es bajar la repitencia y fomentar el apego de madre e hijo, también facilitarles los turnos para que vayan a control, porque la mayoría no va por diferentes razones. La idea es bajarles los riesgos", explicó Mónica Rinaldi, directora de Maternidad e Infancia.

Para la puesta en marcha de los nuevos consultorios, se capacitó al personal que atenderá en diferentes áreas.

"Muchas veces las chicas llegan a un centro de salud u hospital para ser atendidas y se sienten juzgadas o mal atendidas, y eso es una causa para no volver a control. Por eso, lo que queremos es crear un ambiente amigable, donde se sientan cómodas, contenidas", dijo la funcionaria.

Educación sexual

Las chicas también recibirán charlas sobre educación sexual y cada vez que asistan se irán con el turno de un control médico.

"Las complicaciones de las embarazada puede ir desde una diabetes, hemorragias, transmisiones sexuales, entre otros temas, pero si las controlamos lo podemos abordar apenas queden embarazadas y que sean tratadas como cualquier embarazada, sin complicaciones que pueden evitarse con un buen seguimiento desde el inicio", explicó Oscar Sagas, subsecretario de Salud de la provincia.

Una adolescente embarazada a veces necesita una ayuda psicológica, por eso también se les brindará apoyo en este sentido.

"Son diversos los factores que intervienen en estas situaciones. Las complicaciones a nivel psicológico, la falta de contención familiar, la interrupción de los estudios y hasta la de un proyecto, afectan a las chicas por eso tratamos de que los consultorios sean 'amigables' donde se sientan contenidas y puedan plantear sus necesidades", comentó el funcionario.

Además, destacó la importancia de captar en forma precoz el embarazo. "Si se sospecha, se le hace un test y si da positivo, inmediatamente se va con un turno programado para control".

Más noticias