Mendoza Sábado, 13 de octubre de 2018

"Buscamos un cambio de paradigma para prevenir los problemas"

El titular de Irrigación, Sergio Marinelli, hizo hincapié sobre la sequía que sufre la Provincia.

Mendoza vive la peor sequía de los últimos 100 años y esa situación preocupa. El superintendente de Irrigación Sergio Marinelli habló con Diario UNO de las medidas de fondo que tomará el Gobierno en cuanto al uso del agua, de los reservorios que se utilizan para tal efecto y de la toma de conciencia que debe existir en la población sobre la utilización de este bien tan preciado, tal vez tanto como el aire que respiramos.

"El reservorio del sistema de Arroyo Villegas de la Pampa está para ser inaugurado dentro de poco. En el Este tenemos los de la Quinta y Sexta Zona que son parte del sistema, pero faltan algunas pequeñas cosas para terminar la obra. Los están usando pero no están inaugurados y hay muchos que están proyectados para realizar", contó el funcionario.

"Hay un reservorio que se está por licitar en General Alvear, que tiene un financiamiento del BID parcial en el marco del proyecto de cambio climático. Y para los demás estamos buscando financiamiento", amplió el concepto.

"Dentro de las medidas de mediano y largo plazo está el tema del riego acordado y hace falta poder administrar el agua en los canales. Y los reservorios son una herramienta fundamental. Estamos buscando un financiamiento, hemos identificado los lugares donde la gente está de acuerdo en hacerlos y los lugares donde pueden ir esos espacios y estamos ejecutando los proyectos".

Detalló un lugar específico sobre el tema que detalló. "En el caso del canal Bajada de Araujo en la Quinta Zona de riego del río Mendoza (en Costa de Araujo) ya estamos haciendo riego acordado porque hay infraestructura para hacerlo y así se está llevando a cabo el programa", señaló.

"La Ley de Aguas que tenemos y es la que generó los oasis que hoy podemos disfrutar en Mendoza tiene instrumentos que se han utilizado y de allí surgen a través de los últimos 8 o 9 años las emergencias hídricas. Después de 8 años y con la situación de los cambios climáticos como los que estamos sufriendo, las elevadas temperaturas, la falta de lluvias y la menor nieve hacen que tengamos que pensar que tenemos una sequía permanente y prolongada. Entonces buscamos un cambio de paradigma para poder prevenir los problemas"

Marinelli fue más allá en busca de la solución y piensa en que la provincia pueda actuar como los países más avanzados.

"¿Qué pasa con las sequías prolongadas? Generan daños de todo tipo y sobre todo económicos. El impacto de una sequía genera daños ambientales, sociales y estas cosas se pueden prevenir como hacen los países más avanzados del mundo. Es por eso que estamos presentando un plan de sequía y una ley que tiene los lineamientos generales para elaborar ese plan".

Marinelli dio los siguientes detalles sobre el plan de sequía.

"Ese plan consiste en establecer básicamente una serie de indicadores tanto en la oferta como en la demanda, en la medida en que la oferta disminuye y hay menos agua en los ríos, se generan distintos escenarios. Cuando hay un alerta meteorológico solamente y desciende la cantidad de nieve, hay que tomar medidas de tipo estratégico de largo plazo, como son planes de inversión. Siempre en todos los frentes", admitió.

Luego hizo hincapié en las medidas de fondo que deben existir en Mendoza. "Cuando al alerta meteorológico se le suma el alerta hidrológico, además de las medidas estratégicas y de largo plazo, hay que tomar medidas coyunturales y más urgentes como las que tomamos el año pasado, por ejemplo que se riegue la superficie cultivada y con el pago al día. Eso se cumple en parte y en parte no se cumple, porque no se puede y porque no se quiere, debe existir un cambio cultural importante".

Continuó con la idea: "Cuando hay un escenario de alerta, de crisis profunda, las medidas ya son extraordinarias. Entonces este plan contempla cómo hay que actuar, qué es lo que hay que hacer y eso es lo que permite determinar políticas de Estado, planes de inversión, cambios culturales, acciones permanentes y qué debe hacer cada actor en ese momento".

Las medidas que hay que tomar

Sergio Marinelli, jefe de Irrigación, enfatizó: "Acá hay que actuar en todos los tramos. Por ejemplo, en el río Mendoza porque cada río tiene sus características. En invierno el área Metropolitana tiene bajo el caudal del río. Hay tanto consumo de agua poblacional que se lleva prácticamente hasta medio río. Esto genera daños en los cultivos porque falta el agua", dijo.

"Del agua que les damos a las plantas de Aysam de Luján y Maipú sólo la mitad llega a las plantas cloacales, quiere decir que la mitad se gasta en riego y en pérdidas de las cañerías, entonces hay que encarar planes de reinversión", sintetizó.

"Aysam hará inversiones en medidores. Por ejemplo, en la zonas de Chacras y Maipú, donde el agua potable es más barata que el agua de riego, o donde es imposible llevar el agua de riego porque los loteos no han respetado las normas y han interceptado la red de riego. Donde hay un gran derroche, hay que actuar. Primero la Legislatura nos tiene que aprobar el plan y después vendrán todas las medidas", culminó.

Los estudios sobre el piedemonte

El ingeniero en hidrología Víctor Burgos se refirió en Canal 7 a los riesgos aluvionales, más precisamente a los incendios del piedemonte mendocino.

"En el Instituto Nacional del Agua, donde trabajo como investigador, y en la Universidad Tecnológica, estudiamos la relación lluvia-caudal y los efectos en las inundaciones que cada vez tenemos más. Ante una misma tormenta tenemos consecuencias cada vez peores, entonces debemos ser eficientes con las inundaciones".

Sobre qué zonas están más afectadas por las inundaciones, dijo: "El que las recibe es el que está abajo, en una zona con pocas pendientes, con pocas posibilidades de que el agua drene. En este caso existen más en Guaymallén. El que está aguas arriba de la cuenca también sufre". Estamos investigando los impactos del incendio y son más de 1.800 hectáreas las quemadas en el Cerro Arco y zonas aledañas. Va a bajar más agua del cerro", acotó.