Mendoza Miércoles, 15 de agosto de 2018

Atenti a las cámaras infractores

La Muni de Mendoza arrancó con las videomultas y la doble fila es la falta habitual.Se trata del 80% de los castigados, entre quienes figuran también los que estacionan en sitios donde está prohibido dejar el auto.

La Municipalidad de Mendoza comenzó a utilizar un nuevo método para controlar el tránsito, sobre todo en el microcentro, a través de las casi 500 cámaras de seguridad que tiene instaladas. El sistema consiste en registrar las infracciones a través del centro de monitoreo y emitir la multa electrónica. Se empezó a aplicar esta semana y llevan labradas 30 sanciones, de las cuales 24 fueron a quienes estacionaron en doble fila o en sitios donde no está permitido dejar el auto.

Una de las modificaciones que trajo la nueva Ley de Tránsito, que comenzó a regir a partir de diciembre de 2017, fue la descentralización hacia las comunas para que cada una sea una autoridad de aplicación independiente.

Eso les permitió además crear procedimientos por sistemas automáticos de registro gráfico, tal como el que empezó a utilizar Ciudad.

De esta manera, lo que hizo la Municipalidad capitalina fue sumar a sus inspectores viales que trabajan en las calles, un puesto fijo en el centro de monitoreo donde dos agentes más están abocados exclusivamente al registro y la sanción de las infracciones de tránsito.

"No es una fotomulta, sino un inspector trabajando con una cámara de vigilancia que ve que se está cometiendo una infracción y labra la multa a través del sistema electrónico on line", explicó el subsecretario de Seguridad Ciudadana, Raúl Levrino, diferenciando al sistema actual del de las fotomultas.

De esta manera, el procedimiento consiste en que si un inspector detecta a un infractor, a través de la inscripción del dominio del vehículo labra la sanción, además de solicitar la protección de las imágenes para ser desgrabadas en caso de un requerimiento judicial.

Cuando el infractor reciba la notificación de la multa electrónica por el centro de monitoreo, estará en todo su derecho de solicitar las imágenes que comprueben el hecho.

"Hemos disminuido los accidentes y la siniestralidad es muy baja. Estos elementos nos permiten seguir trabajando en acciones para evitar también el congestionamiento vehicular. Además, la presencia de inspectores en la calle y en el centro de visualización van a aportar a ese objetivo", agregó el funcionario.

Aplicación progresiva

Si bien el objetivo es sancionar todo tipo de infracciones que puedan cometer los conductores, la aplicación está siendo de manera progresiva, y por el momento la gran mayoría de las multas son solamente para quienes estacionan sus vehículos en doble fila o en lugares donde la demarcación vial lo prohíbe.

"Lo vamos haciendo en forma gradual, y de todas las multas que hacemos el 80% es por estacionar en doble fila o en lugares prohibidos. Nosotros estamos abordando este esquema en función de la mayor infracción que cometen los conductores en la Ciudad de Mendoza", informó Levrino.

De todas maneras, la idea es que si se comprueba que alguien cruza un semáforo en rojo, circula en contra mano, o gira en "u", por citar algunos ejemplos, también se sancione a los conductores. "Arrancamos por ahí pero en un futuro iremos avanzando sin lugar a dudas. Lo que no hacemos es medición de velocidad", aclaró Levrino.

Infracciones leves

Así están tipificadas. Tanto estacionar o esperar en doble fila, como dejar el auto en lugares donde la demarcación vial lo prohíbe son consideradas faltas leves. La multa alcanza los $950 sin aplicar el descuento del 40% por pagarla dentro del plazo mínimo.

Llegan al domicilio. Las notificaciones de las multas llegan a la dirección del infractor, que luego contará con cinco días hábiles para realizar un descargo y, en el caso de abonar la multa dentro de ese período, contará con el 40% de descuento.

496 cámaras de seguridad es la cantidad que hay instaladas en la Ciudad. Algunas pertenecen a la Comuna y otras al CEO de la Policía de Mendoza.