LAS COIMAS K Miércoles, 8 de agosto de 2018

Parrilli sobre los cuadernos: "Es un invento, está todo armado"

El ex secretario de la Presidencia negó las acusaciones y desconoció la competencia del juez Bonadio en la causa.

El ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli presentó un escrito negando las acusaciones en su contra. Además, se rehusó a contestar preguntas del juez federal Claudio Bonadio en la causa por los cuadernos de las supuestas coimas, argumentando desconocer su competencia en el caso.

"Creo que es todo un invento, está todo absolutamente armado", señaló el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en referencia a las anotaciones de Oscar Centeno, remisero del ex secretario Roberto Baratta, en una serie de cuadernos cuyas copias llegaron a manos de la Justicia.

Al hablar ante la prensa a la salida del Juzgado, el ex funcionario de Cristina Kirchner precisó que presentó el pasado viernes una nueva recusación contra el magistrado, cuya desestimación fue apelada.

"Con él tengo una vieja enemistad por su militancia hace mucho tiempo en el menemismo. Hasta tanto no tenga un juez confirmado judicialmente, no voy a responder a preguntas ni del fiscal ni del juez", aseveró.

Afirmó que todos los hechos que se le imputan, no tienen absolutamente nada que ver con todo lo que está escrito en los cuadernos.

Sin embargo, Parrilli aparece mencionado en uno de los cuadernos de Centeno "recibiendo dinero el 12 de noviembre de 2008 por parte de Roberto Baratta en Scalabrini Ortíz 2258, piso 5, Dpto B".

En el escrito que presentó al juez, Parrilli señaló que la causa está plagada de irregularidades procesales y que Bonadio está inhabilitado para investigar porque existió fórum shopping, esto es, la elección de quedarse con el expediente cuando no le correspondía en lugar de enviarlo a sorteo.

"Nunca recibí dinero de Roberto Baratta ni en un inmueble de la calle Scalabrini Ortiz ni en ningún otro lugar. Es absolutamente falso lo que surgiría en tal sentido de las fotocopias de uno de los cuadernos que no están", dijo.

Por su parte, Aníbal Ibarra, asistió a los tribunales acompañado de su abogado. El ex funcionario se defendió, recordando que él ya había solicitado junto a la ex presidenta una auditoría sobre toda la obra pública de la Argentina durante su gestión, lo que fue rechazado por la Justicia.

"Nosotros queremos verdad, justicia, imparcialidad y que se sepa cuáles son los verdaderos actores de la corrupción que puede o no haber existido, no sólo durante nuestro Gobierno, sino incluso en gobiernos locales o provinciales", indicó.

El ex secretario presidencial apuntó contra el Gobierno y denunció una "persecución política" a dirigentes de la oposición, especialmente contra la senadora Cristina Kirchner y funcionarios de su gestión, por parte del presidente Mauricio Macri.

"La gravedad de la situación social y económica tiene un correlato directo con la acción de violencia, intimidación, persecución política y mediática que el Gobierno está realizando contra los opositores, en especial contra la ex presidenta Cristina Kirchner y los dirigentes políticos y sindicales que se oponen", concluyó.