Fue rechazada en los tribunales federales la presentación del juez Walter Bento para apartar al fiscal Dante Vega de la investigación por el delito de asociación ilícita junto a otras quince personas.

El juez Eduardo Puigdengolas rechazó este miércoles la recusación tomando como referencia el dictamen de Vega, quien fue el primero en analizarla y dar su negativa.

De este modo, Vega continúa al frente de la pesquisa que tiene al juez federal Bento como imputado por considerarlo líder de una organización que cobraba coimas a cambio de resoluciones favorables.

El planteo había sido presentado el jueves 27 de mayo y tuvo rápida definición, dos días hábiles, si se tienen en cuenta los plazos habituales en el argot judicial.

Era la segunda recusación que Bento presentaba contra Vega. La primera también fue rechazada semanas atrás. Por ello, los abogados del juez, Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali, apelaron en Casación, adonde confían en que "las pruebas presentadas serán valoradas de modo objetivo".

En la recusación rechazada este martes, el juez imputado fundamentó que Vega debe ser apartado de la pesquisa por diversos motivos: enemistad manifiesta, falta de objetividad y haber violentado derechos, garantías y una ley que garantiza a los jueces federales bajo proceso que pueden acceder a información de los expedientes que los tienen como sospechosos aún antes de ser imputados.

Bento también había cargado contra Puigdengolas, encargado de velar por la transparencia del proceso judicial, y contra el camarista federal Guatavo Castiñeira de Dios porque no apartaron a Vega aún "sabiendo de la enemistad hacia mi persona, que es pública y notoria en el ámbito tribunalicio".

Cuestión de enfoque

Bento aseguró que Vega construyó una causa en contra suya con testimonios de personas a las que él había mandado a juicio y que luego fueron condenadas.

En su escrito, Vega señaló que se trató de una "decisión funcional".

Seguir leyendo