Luis Lobos quedó a un paso de perder tres vehículos y dos inmuebles que adquirió durante la gestión pública porque la jueza Paz Gallardo se apresta a dictar sentencia en el primer juicio civil de extinción de dominio que se tramita en Mendoza y que se inició contra el ex intendente de Guaymallén.

Del expediente que se tramita en el Tribunal de Gestión Judicial Asociada número 1 ya participó el equipo de fiscales civiles del Ministerio Público que impulsó la demanda contra el político y la esposa, Claudia Sgró.

Te puede interesar...

Ambos están sospechados de haber adquirido una camioneta VW Amarok, un automóvil Peugeot 308, un cuatriciclo, una casa y un departamento mediante el fruto de maniobras de corrupción durante la gestión pública.

Los vehículos fueron incautados en junio de 2019 durante un allanamiento practicado en el barrio privado Portal del Sol de Guaymallén por orden de la Fiscalía de Delitos Económicos que investiga a Lobos/Sgró por el delito de enriquecimiento ilícito.

Este es el informe de Canal Siete de Mendoza.

Embargaron dos propiedades de Luis Lobos

El Ministerio Público Fiscal representado por Hernán Simó, Slvina Scokin y Esteban Garcés llegó a esta conclusión tras determinar que de ninguna manera Lobos y Sgró podrían haberlos comprado con sus propios ingresos como funcionarios municipales por ser insuficientes.

El proceso

El juicio civil por extinción de dominio es un proceso relativamente nuevo en Argentina. Se hizo ley y comenzó a ponerse en marcha con la gestión presidencial de Mauricio Macri y la gobernación de Alfredo Cornejo en Mendoza.

Implica que si el juzgado, Lobos en este caso, no puede demostrar el origen de los fondos que usó para comprar todos los bienes en pugna, habrá perdido el juicio civil y los vehículos y las propiedades pasarán a manos del Estado provincial.

Durante el proceso contra el ex dirigente justicialista, sus abogados alegaron que la aplicación de este proceso es inconstitucional. Pero la jueza Gallardo rechazó ese planteo.

Una condena que definirá la Corte

En 2019, Lobos fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión efectiva por defraudación al Estado y administración fraudulenta. Sgró, por entonces la esposa, fue declarada culpable por ser partícipe primaria y condenada a cumplir 3 años y 6 meses de prisión.

El delito lo cometieron con el manejo de fondos de la comuna de Guaymallén en beneficio propio a través de empleados truchos.

Sin embargo, la sentencia no está firme: está en trámite de apelación en la Sala Segunda de la Suprema Corte de Justicia que integran Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio.

El segundo juicio penal

Todo indica que en 2021 comenzará el segundo juicio penal contra Lobos y Sgró. La causa, por el delito de enriquecimiento ilícito, ya está terminada en la etapa de instrucción.

En fecha a designar se hará la audiencia preliminar para determinar qué pruebas se analizarán durante el debate oral y público.

Los bienes que Lobos/Sgró podrían perder en el juicio de extinción de dominio habían sido incautaos en junio de 2019 durante la pesquisa penal que encabezó la fiscal Susana Muscianisi.