En más de una decena de ocasiones, la Justicia ha tenido que resolver pedidos de prisión domiciliaria de Segundo Héctor Carabajal. El ex militar, condenado por apropiarse de una nieta durante la última dictadura, continuará alojado en el penal.

Te puede interesar: ANSES Créditos Jubilados, AUH y SUAF: importante cambio sobre la suspensión del pago de las cuotas

Luego de recibir una pena a 10 años de prisión por la apropiación de Claudia Domínguez Castro -quien luego se convirtiría en la nieta recuperada 117-, Carbajal logró obtener la prisión domiciliaria el 27 de marzo pasado. El argumento fue que tiene 73 años y enfermedades que lo ubican en el grupo de riesgo por coronavirus.

Sin embargo, casi 2 meses después el beneficio fue revocado luego que se comprobara que no acató las normas. Es que a la propia víctima de su delito le llegó un video donde Carabajal estaba en una fiesta de disfraces en su casa.

En los últimos días, la defensa del hombre volvió a pedir el arresto domiciliario explicando que el estado de salud se agravó, que en la cárcel no le suministran los medicamentos que necesitan y que desde el propio Servicio Penitenciario explicaron que si necesitan trasladarlo a un hospital deben esperar más de media hora por una ambulancia.

Incluso el abogado de Carabajal alegó que cuando le otorgaron la prisión domiciliaria se dispuso la cuarentena y es por esto que nunca lograron explicarle claramente las normas del aislamiento.

Sin embargo, la Justicia le negó el pedido contestando que el Cuerpo Médico Forense (CMF) indicó que el estado de salud de preso es bueno y que los informes penitenciarios detallaron que si bien existen demoras en un traslado al hospital, existe un shock room en la cárcel en caso de urgencia.

Te puede interesar...