Abuso sexual en Las Heras y Guaymallén

Tío Chacal: diez años de prisión para violador serial que atacó a cuatro sobrinas durante décadas

José Luis Balderrama, de 52 años, admitió haber cometido todo tipo de agresiones sexuales contra las víctimas cuando eran menores de edad y fue encontrado culpable en un juicio abreviado

Formalmente desde este jueves Jose Luis Balderrama puede portar el triste apodo de Chacal. El albañil de 52 años fue condenado a 10 años de prisión por cometer todo tipo de delitos sexuales contra sus cuatro sobrinas. El violador serial atacó a las víctimas en distintos domicilios ubicados en Guaymallén y Las Heras durante un lapso de casi dos décadas.

Desde aquel 6 de mayo de 2021 en que Balderrama fue detenido, las pruebas se fueron acumulando y complicaron su situación en el expediente. Tal fue así que este jueves decidió admitiro haber cometido los delitos y reicbió una pena de una década de encarcelamiento.

Las víctimas del hecho son cuatro hermanas que hoy tienen entre 23 y 29 años -se reservan sus identidades-. Algunas son estudiantes, mientras que otras ya ejercen la docencia o la enfermería. Desde hace un año y medio aproxidamente, se presentaron en distintas dependencias judiciales para relatar todos los hechos que sufrieron por parte del su tío Chacal.

La primogénita fue la primera en ser atacada, cuando tenía entre 6 y 7 años. El primer hecho fue en 1999 cuando vivía junto a sus padres y su tía, quien estaba en pareja con José Luis Balderrama, en el barrio Sargento Cabral. Fue abusada sexualmente en reiteradas ocasiones, otras veces veía como sus tíos tenían relaciones sexuales al lado de su cama y el hombre aprovechaba para manosearla y hasta detalló que en las fiestas familiares, como cumpleaños, el violador serial aprovechaba el estado de alcoholizado del resto de los integrantes como distracción para atacar a la niña. Los vejámenes se prolongaron hasta sus 15 años, aproximadamente.

► TE PUEDE INTERESAR: Delincuentes que hablaban en inglés asaltaron a un hombre en su casa y le robaron más de $1.500.000

La segunda hermana fue atacada constantemente entre los años 2003 y 2008, cuando tenía entre 8 y 13 años. Relató que "dos o tres veces por semana, todas las semanas" Balderrama le tocaba la cola cada vez que la veía pasar. El hecho que más recordó fue en el barrio Cocucci, en Rodeo de la Cruz, donde el agresor le mostró una video pornográfico, la obligó a ponerse minifaldas que eran de su pareja y luego la tocó en sus partes íntimas. El último ataque que narró fue en la Navidad de 2017.

Otra de las denunciantes, que hoy tiene 25 años, afirmó que fue atacada desde 2002 hasta 2014 en dos domicilios: uno donde convivían en el barrio Sargento Cabral y luego otro en el barrio 8 de Abril, ambos de Las Heras. Recordó que en una de las ocasiones fue abusada en una lavandería.

Por último, la menor de las hermanas relató que fue atacada cuando tenía entre 10 y 12 años, aunque también hubo un último hecho en el año 2018 -a sus 19 años-. Entre sus recuerdos hay uno que se mantiene más vigente ya que fue el día de su propia comunión, cuando José Luis Balderrama le tocó sus partes íntimas mientras se sacaban una foto grupal.

La primera estrategia del hombre cuando fue detenido fue apuntar a una prescripción de los delitos. Sin embargo, los jueces avalaron la investigación en distintas instancias y, acorralado por las pruebas, Balderrama decidió cerrar todo en un juicio abreviado.

Pactó una pena de 10 años por una batería de delitos como abuso sexual simple, gravamente ultrajante, con acceso carnal, corrupción de menores, exhibicion de material pornográfico; casi todos agravados por ser convivientes o por la edad de las víctimas.

La pena fue avalada por la representante legal de las víctimas, la querellante oficial Jimena Villanueva, y fue dictada por la jueza Miriam Núñez.