Hace más de dos años, cuando una madre denunciaba que sus tres hijos mayores habían violado a la hermanita menor, el Sur provincial se vio conmocionado. Sin embargo, la causa conocido como los hermanos Chacales fue perdiendo de peso hasta terminar sin condenas.

El juicio contra el único detenido que quedaba en la causa empezó y terminó en un solo día. El joven de 32 años terminó absuelto por el beneficio de la duda en la mañana de este martes. Las pruebas se cayeron hasta tal punto que ni el fiscal departamental Javier Giaroli pudo acusar durante los alegatos.

Al tratarse de hechos de vieja data, durante la etapa de investigación fueron claves el relato de la víctima y de algunos miembros de la familia. Sin embargo, todos se abstuvieron de hablar durante el corto juicio que se desarrolló este martes. Caídas las evidencias claves y sumado a que las pericias psicológicas de la presunta víctima no era concluyente, no fue posible establecer condena por el caso de abuso sexual en San Rafael.

Misma suerte corrieron los otros dos hermanos que estuvieron sospechados en un inicio de la causa. El más chico era menor inimputable al momento de los hechos, es decir, tenía menos de 16 años. El hermano del medio tenía entre 16 y 17 años por lo que fue acusado, quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores pero terminó desvinculado como su primogénito.

Abuso sexual en San Rafael

La causa nació a principios de febrero de 2019 en San Rafael, cuando una madre de 9 hijos denunció que al menos tres de los mayores habían abusado sexualmente de los más pequeños durante varios años. En un principio se reconstruyó que las víctimas habían sido tres: dos varones y una mujer.

Con el avance la investigación en este último expediente no se pudo determinar los vejámenes que habrían sufrido las víctimas varones, pero sí hubo elementos para sospechar que abusaron de su hermana cuando tenía 7 años.

Seguir leyendo