Diario Uno Judiciales Daniel Rengo Aguilera

El Rengo Aguilera comienza a ser juzgado acusado de liderar una narcobanda desde la cárcel

Por UNO

La clave: las escuchas telefónicas. Gran parte de la suerte de Daniel Rengo Aguilera (38) y su presunta narcobanda comenzará a definirse este lunes cuando comiencen a ser juzgados. El ex barrabrava de Godoy Cruz arriesga hasta 24 años de prisión.

La investigación que desembocó en una batería de allanamientos a mediados de septiembre de 2018 tiene su base piramidal en los audios de la conversaciones que mantuvo el Rengo con sus presuntos cómplices, Marcelo Ruiz (31) y Cristian Oliva (35).

Te puede interesar: Nuevo monto para el bono de ANSES

La acusación sostiene que desde el penal Aguilera comandaba la banda que se dedicaba a comprar cocaína en el Gran Mendoza, llevarla hasta una casa ubicada en el barrio Ruiseñor de Godoy Cruz, fraccionarla, estirarla y luego venderla.

  • “Tres y media tenés que estar en La Barraca, te van a dar 600 pesos”
  • “En la puerta del Hospital Español va a salir a una señora, ya te digo cómo está vestida, cómo se llama y qué tenemos que darle”
  • “Monoblock J, Departamento 6, ahí está Gloria o Brenda, llévale 20 te dan 1.000 pesos
  • “A las nueve de la noche llevale lo mismo que le llevaste la otra a vez a la señora, Dorrego y Olascoaga, le llevás 20 y 20

Estas eran algunas de las órdenes que emitía Aguilera desde el penal y que, según la Fiscalía Federal, acataban Ruiz y Oliva en la calle.

Pero no era la única forma de vender. Se cree que el Rengo también aplicaba el narcomenudeo dentro de la misma cárcel. Algunos internos le pedían” una de 100”, “una de 500” o “una potente”. El pago se realizaba en la propia cárcel o lo efectuaban los familiares de los reos fuera del penal.

¿Cómo hacía para operar desde prisión? Justamente hay dos penitenciarios que también serán juzgados sospechados de dejar ingresar drogas, dinero y teléfonos celulares para que Aguilera pueda operar con tranquilidad.

Los acusados:

  • Daniel Orlando Aguilera. Organizador de comercio de estupefacientes agravado por ser cometido por 3 personas. De 12 a 24 años de cárcel.
  • Cristian Oscar Oliva. Comercio de estupefacientes agravado por ser cometido por 3 personas. De 6 a 20 años de cárcel.
  • Marcelo Maximiliano Ruiz. Comercio de estupefacientes agravado por ser cometido por 3 personas. De 6 a 20 años de cárcel.
  • Rodrigo Martín Barrios. Incumplimiento de los deberes de funcionario público. De 1 mes a 2 años de cárcel.
  • Rodrigo Podo Lizardo. Incumplimiento de los deberes de funcionario público. De 1 mes a 2 años de cárcel.