Ahora tiene 23 años pero cuando tenía 13 mató a una familia entera en Las Heras el 8 de diciembre de 2011. A su amigo Ezequiel, de apenas 10 años, a la madre, a la abuela y al abuelo del niño. Y la ley lo salvó de ir a la cárcel, por aquello de que el menor de edad no pueden ser considerados penalmente responsables de un delito.

La suerte del asesino de la familia Miguel comenzó a definirse a partir de la letra legal y quedó sellada a partir de las decisiones de la Justicia Penal de Menores y de los organismos estatales encargados de proteger sus derechos, porque no era un asesino común: era menor de edad, de los que no pueden ser detenidos, procesados y mucho menos condenados.

Seguir leyendo

Pasó algunas semanas alojado en un centro médico de salud mental para ser compensado y recuperado del estado de shock inicial; más tarde, y mientras avanzaban los peritajes psicológicos que determinaron que no padecía ninguna afección mental, quedó a cargo de la Dirección de la Niñez y Adolescencia y finalmente quedó a cargo del padre, que vive en San Juan y lo llevó con él. Durante tiempo con controles estatales.

Dejó de convivir con la parte de la familia paterna como acostumbraba hasta que mató a sus amigos y vecinos Ezequiel, Mónica Miguel (49), Sara García (83) y Alí Miguel (80). De hecho, ya no volvió a la casa de la abuela, quien durante la oscura noche del 8 de diciembre le lavó las zapatillas manchadas de sangre de la familia Miguel sin preguntarle nada.

imagen.png
Alí Miguel y Sara García, dos de las cuatro víctimas de la masacre de Las Heras en 2011.

Alí Miguel y Sara García, dos de las cuatro víctimas de la masacre de Las Heras en 2011.

La suerte de aquel de 13 años que mató a la familia Miguel y que durante 4 horas hizo creer a los investigadores que la masacre la había cometido un encapuchado del cual pudo escapar, se definió rápidamente porque, incluso, Mendoza y Argentina y otros estados que incumplan la impunibilidad de los menores de edad arriesgan condenas y sanciones internacionales.

Con todo, podría tomarse como el posible desenlace judicial del caso Lucía Inés Fernández, asesinada el martes en Rodeo del Medio. Porque el único sospechoso también es menor de edad, tiene 14 años, uno menos que la víctima. Porque el fiscal es el mismo: Gustavo Farmache. Y porque básicamente, la ley vigente es la misma que en 2011.

femicidio lucía ines fernandez 2.jpg
Lucía Inés Fernández, asesinada el martes en Rodeo del Medio. Un compañero de colegio de 14 años es el único sospechoso.

Lucía Inés Fernández, asesinada el martes en Rodeo del Medio. Un compañero de colegio de 14 años es el único sospechoso.

Al asesino de la familia Miguel lo denunciaron públicamente en las redes y en el barrio. Ya nunca más pudo volver al barrio 8 de Mayo de Las Heras. Vivió un tiempo en San Juan. Más tarde en Córdoba con otros familiares.

Acaso al sospechoso de matar a Lucía Inés Fernández el martes en Rodeo del Medio también le espere ese mismo destierro.