Diario Uno Judiciales Gustavo Matar
Sur provincial

Pidieron 7 años de cárcel para Gustavo Matar, el empresario acusado de chantaje y extorsión

El empresario de medios de San Rafael, Gustavo Matar, está a instantes de conocer la sentencia en el juicio que lo investiga por varios hechos

No falta mucho para conocer la sentencia en el debate que juzga al empresario de medios de San Rafael Gustavo Matar por casos de chantaje y extorsión a dueños de comercios y funcionario a través de publicaciones periodísticas. El fiscal del caso solicitó una condena de años de prisión en efectivo contra el sospechoso.

Este viernes comenzaron los alegatos en el juicio que arrancó el lunes pasado. El primer turno fue para el fiscal de San Rafael Javier Giaroli, quien solicitó una condena de 7 años de prisión contra Gustavo Matar por un hecho de chantaje, dos tentativas de chantaje y una tentativa de extorsión -la escala penal que arriesgaba era de 3 a 21 años-. A su vez, solicitó que sea absuelto en una sexta causa que estaba imputado.

Seguir leyendo

El magistrado también retiró la acusación contra Brahim Matar, el hijo del empresario, que también fue juzgado en alguno de los expedientes.

En tanto que el abogado defensor del empresario de los medios solicitó la absolución de su cliente y solicitó que se investigue por falso testimonio a uno de los dueños de boliches que denunció haber sido extorsionado por Matar.

ALEGATOS CASO MATAR

Los hechos

La causa madre que impulsó la investigación tiene como denunciante a un empresario dueño del boliche Plan B. Según sostiene el fiscal Javier Giaroli, los medios de Gustavo Matar comenzaron a criticar el local bailable por lo que su propietario les consultó si había algún problema personal. La respuesta de Gustavo Matar fue "no, solamente vi la oportunidad de hacer un negocio". Acto seguido, le pidió 100 mil pesos en efectivo en concepto de pauta publicitaria para cesar la notas periodísticas. El denunciante aseguró que el empresario hasta le mostró notas que iba a publicar si no se pagaba el dinero y les advirtió que iba a llegar hasta la "clausura definitiva". Finalmente terminó abonando una suma de 20 mil pesos. Tras eso, el acusado le manifestó que ahora podía ayudarlo y hasta mediar en la Municipalidad de San Rafael a favor suyo.

El segundo hecho ocurrió tres semanas después y la víctima es la misma. En este caso, el dueño de Plan B se reunió con Gustavo Matar quien cambió su oferta y le pidió 50 mil pesos mensuales para dejar la presión mediática que ejercía sobre su comercio.

El tercer hecho fue denunciado por una persona que manejaba la playa de estacionamiento de ese boliche. En este caso se cree que los Matar le mostraron una carpeta arma con irregularidades que iban a presentar en la Municipalidad si no les pagaba un dinero en efectivo. La víctima les dijo que el negocio del cuidado de vehículos era poco rentable, que no tenía margen para pagar y por eso el delito de chantaje no se consumó y quedó en grado de tentativa.

La cuarta acusación contra los sospechosos fue impulsada por una mujer que asumió como concejal de San Rafael en mayo de 2014 y detalló que días después fue abordada por Gustavo Matar, quien le pidió 200 mil pesos de pauta publicitaria sino "la vas a pasar mal".

El quinto hecho imputado fue también con un dueño de otro boliche quien dijo haberse reunido con Gustavo Matar en octubre de 2018, quien le aseguró que su hijo tenía una revista llamada Divergente y necesitaba auspiciantes. "Todos los bolicheros están fuera de la Ley. En tu negocio no permiten bailar pero con vos tenemos buena onda. Si investigamos más, a todos ustedes los cierran", le habría manifestado el empresario de los medios.

Si bien existía un sexto hecho, donde Gustavo Matar fue imputado por chantajear presuntamente a una coordinadora de las reinas vendimiales de San Rafael, finalmente el fiscal Giaroli solicitó la absolución en ese caso por el beneficio de la duda.

Temas relacionados: