Le pegaron un puntazo en el cuello. Lo balearon con un revólver. Luego con otro. Así y todo, un juez consideró que los hermanos acusados del crimen de Luciano Sosa (26) actuaron en legítima defensa y terminaron zafando de una condena de varios años de prisión.

Los Cotelita, como conocen a Agustín (19) y Cristian Cotela (21), terminaron beneficiados con el fallo que judicial que se dictó el 30 de diciembre pasado en el fin del juicio en su contra por un crimen en Guaymallén. El menor de los hermanos terminó absuelto, en tanto que Cristian Cotela fue condenado a 4 años de prisión por homicidio en exceso de legítima defensa.

Te puede interesar...

La sentencia del juez David Mangiafico sorprendió, al menos a la parte acusatoria. Es que tanto la fiscal Claudia Ríos como el abogado querellante Mariano Servente habían solicitado condena para ambos por homicidio agravado por el uso de arma de fuego -entre 10 y 33 años de cárcel-.

La tesis de la acusación sostiene que aquel 8 de marzo de 2020 se inició una discusión entre Luciano Sosa y los Cotelita. Estos últimos lo invitaron a pelear a la plaza de barrio Nebot. Allí se produjo un primer forcejeo donde Chano, la víctima, sufrió una herida de arma blanca en el cuello.

Luego continuó una persecución donde Cristian Cotela perseguía a Luciano Sosa y este último al hermano menor. Lo concreto es que Chano terminó recibiendo dos disparos que terminaron con su vida. Un dato no menor: los balazos no fueron efectuados por el mismo revólver.

Para la Fiscalía y la querella era imposible creen en una legítima defensa teniendo en cuenta que Luciano Sosa fue atacado con tres armas distintas -los revólveres y la puñalada- y sobre todo porque los testigos declararon que no estaba armado al momento de la pelea.

Sin embargo, el juez David Mangiafico se inclinó por la tesis de la defensa. Entre otras pruebas, fue clave que uno de los hermanos Cotela tenía un disparo en su mano -aunque un testigo declaró que se lo realizó a sí mismo para hacer pasar el homicidio como un asalto-.

Lo cierto es que tras la sentencia del miércoles pasado, lo más probable es que el expediente llegue hasta la Suprema Corte de Justicia ya que la parte acusatoria presentará recursos para que sea revisado.