Diario Uno > Judiciales > Suprema Corte

La Suprema Corte anuló la sentencia contra una una mujer que entregaba a su hija para ser abusada

Los jueces Palermo y Adaro consideraron que el fiscal no actuó con perspectiva de género con la mujer. La pequeña resultó embarazada y tuvo que abortar

La sala penal de la Suprema Corte de Mendoza favoreció a una mujer que había sido condenada por entregar a su hija de 11 años para que sea abusada. Por estos hechos, la pequeña resultó embarazada y tuvo que someterse a un aborto legal.

Los abusos sexuales ocurrieron entre enero y mayo de 2018. Durante ese tiempo, la madre entregaba a la nena a su pareja para que este abusara de ella.

Te puede interesar...

Incluso, en el juicio, el hombre aseguró que la nena era "su pareja" y la propia madre aseguró lo mismo ante el tribunal.

Por los abusos sexuales, tanto el hombre como la madre fueron condenados a 19 años de prisión, ya que se consideró que sin la aprobación de la mujer, no podrían haber ocurrido los abusos por lo que ambos tenían el mismo nivel de responsabilidad sobre los hecho.

La defensa de la mujer recurrió a la Corte y en un fallo dividido, los jueves Omar Palermo y Mario Adaro decidieron anular la condena y pidieron una compulsa contra el fiscal, Javier Pascua, ya que consideraron que el acusador no había tenido perspectiva de género hacia la mujer. Incluso iniciaron una compulsa porque en su alegato, Pascua había tratado de "mala madre" a la mujer.

La opinión de Palermo y Adaro difirió de la del tercer Juez, José Valerio quien señaló que se debía mantener la condena.

En diálogo con Radio Nihuil, el Procurador de la Corte y jefe de los fiscales, Alejandro Gullé, aseguró estar de acuerdo con la posición de Valerio y señaló que el fallo fue recurrido ante la Corte nacional.

Esto se debe a que con los votos de Palermo y Adaro se anuló la condena por lo que la mujer ya no tiene que estar en la cárcel. Con la Corte nacional, en cambio, se busca que se confirme la condena de 19 años de prisión.

"No se puede dar crédito. Se victimiza a la imputada y es un error tremendo. Se dice que se usaron expresiones estereotipadas por parte del fiscal y del juez del caso y no es así", manifestó Gullé.

"Si lo que quiere es respetar el género de la imputada no podemos dejar de ponderar que la víctima real es la menor abusada, que quedó embarazada y que la madre permitió que pasara todo eso. Ella tiene una condición de doble vulnerabilidad, tiene el mismo género que la madre y es menor, tiene 11 años. No podemos victimizar a la madre que fue condenada y que al ser anulada la sentencia, ahora recupera su libertad", manifestó Gullé.

"Me parece que hay un interés superior del niño y que está en la Convención de Drechos del niño y en la ley nacional", aseguró y agregó que la compulsa pedida contra el fiscal fue archivada por él mismo.