Un joven agente penitenciario y un amigo se sentaron en el banquillo de acusados en el marco de una investigación por un abuso sexual en Rivadavia que habría ocurrido a fines del año pasado. Los sospechosos arriesgan una pena de hasta 15 años de prisión si son encontrados culpables.

Héctor Ezequiel Dichano (27) y Maximiliano Javier Palma (22) están privados de su libertad e imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos personas desde los primeros días de este año. El 25 de agosto comenzaron a ser juzgados y podrían recibir una sentencia de entre 8 y 20 años de cárcel.

Seguir leyendo

La investigación de la fiscal departamental Valeria Bottini sostiene que el hecho ocurrió el 1 de noviembre pasado cuando se realizó una juntada de jóvenes en un departamento que alquilaban los dos sospechosos, ambos vinculados al ambiente del fútbol en el Este provincial. Además, Dichano era penitenciario y se desempeñaba en el complejo San Felipe desde hacía dos años.

En un momento de la juntada, una chica de 21 años se descompuso debido a la ingesta de alcohol. Es por esto que decidió acostarse en una de las habitaciones. Según el relato de la joven, cuando se despertó tenía a los sospechosos encima suyo, quienes la abusaron oral y vaginalmente.

Pasaron algunos días y la víctima no estaba decidida a hacer la denuncia ya que tenía una relación de amistad con uno de los presuntos abusadores, hasta que dos días después se dirigió al hospital ya que no se sentía bien. Allí le confesó la situación a uno de los médicos, se realizó la denuncia y comenzó la investigación penal por el abuso sexual en Rivadavia. Los apuntados fueron detenidos en los primeros días de este año.

El juicio está en la etapa de testimoniales y al finalizar será el juez Federico Rapacioli quien dicte la sentencia al respecto.