Los hermanos Kevin y Franco Álvarez, de 18 y 28 años, son intensamente buscados hace una semana, pero nada se sabe de ellos desde que fueron a cobrar unos trabajos de construcción a Corralitos, en Guaymallén. A pesar de los rastrillajes que se hicieron, no hay indicios de los chicos, por lo que se organizó una marcha.

La concentración fue este lunes en la rotonda del barrio 25 de Mayo, de Maipú para luego ir hacia la Comisaría del Rodeo del Medio para pedir información sobre Kevin y Franco Álvarez.

Seguir leyendo

Lidia, la madre de los chicos, aseguró a Diario UNO que no sabe qué pudo haber pasado con ellos, pero que tras no poder comunicarse con Kevin ni con Franco hizo la denuncia.

Luciano y Franco Álvarez.jpg
Los hermanos Kevin y Franco Álvarez, de 18 y 28 años, son buscados hace una semana

Los hermanos Kevin y Franco Álvarez, de 18 y 28 años, son buscados hace una semana

El pedido especial que hizo Lidia fue que quien crea ver a los hermanos, desde donde sea, aunque sea de lejos, trate de sacarles una foto para mandársela a ellos y poder determinar si se trata de Kevin y su hermano Franco.

"Quien tenga alguna información que nos ayude. Hoy todo el mundo anda con un teléfono, si alguien los vio, si les parece que son ellos, que le saquen una foto para constatar que son ellos, aunque sea de lejos", sostuvo Lidia.

Según las declaraciones de sus allegados, los chicos hacían trabajos de albañilería y tuvieron un problema con un patrón que les debía dinero, y que los habría amenazado. Pero el lunes 7 los citó para pagarles los trabajos realizados en las inmediaciones de calle Buenos Aires y Olascoaga, de Corralitos, en Guaymallén.

Desde ese día todo es un misterio. Algunos indicaron que los vieron en un quiosco tomando algo, pero desde allí no hay más rastros de los hermanos. Los investigadores que realizaron los rastrillajes estiman que pudieron haberse subido a un vehículo. Por eso los perros entrenados en buscar personas no detectan más nada.

Hicieron varios rastrillajes en la zona pero nada dio el resultado esperado. Además, el Whatsapp de uno de ellos no tuvo actividad desde las 21.46 del lunes 7 de junio.

El martes en la mañana debían presentarse en la casa de un hombre para realizar un trabajo, pero nunca fueron.

La investigación que lleva adelante la fiscal de Homicidios Andrea Lazo avanza y ya se tomaron varias declaraciones, entre ellos al patrón de los chicos, quien los habría amenazado.

Temas relacionados: