Diario Uno Judiciales Gil Pereg
A pasos de ir a juicio

Gil Pereg: lograron extender la prisión preventiva

La Justicia ordenó que Gil Pereg, acusado de matar a su madre y su tía, quede detenido hasta enero de 2022 a la espera del juicio por el crimen de las israelíes

Al menos hasta enero de 2022, Gil Pereg estará privado de su libertad. Luego un juicio resolverá si su detención se extiende en forma de prisión perpetua o si por el contrario recupera su libertad al ser declarado inocente -o inimputable- en el crimen de las israelíes Phyria Saroussy y Lily Pereg.

Hace dos semanas, tres jueces habían resuelto que el israelí está en condiciones de afrontar un juicio oral y público por los asesinatos de su madre y su tía, ocurridos en los primeros días de 2019 -ver más abajo-. No fue la primera vez que se decidió esa medida, ya que la defensa de Gil Pereg había intentado hacerlo zafar del debate en varias instancias argumentando su que es insano mentalmente.

Seguir leyendo

Pese a la buena noticia para los fiscales Claudia Ríos y Fernando Guzzo, ahora había que resolver otro problema. El 19 de julio se vencía el plazo de la prisión preventiva y evidentemente el juicio por jurados no iba a alcanzar a realizarse antes de esa fecha.

Es por esto que los magistrados de Homicidios solicitaron una nueva prórroga de la prisión preventiva, la cual fue otorgada este martes por la jueza Laura Guajardo -quien de paso será la esté a cargo del juicio por el crimen de las israelíes-.

La magistrada ordenó que Gil Pereg quede alojado en el pabellón judicial del Hospital El Sauce al menos hasta enero de 2022, cuando se cumplirán tres años del hecho de sangre. Antes de esa fecha, el juicio se debe haber concretado.

De todas formas, el abogado defensor Maximiliano Legrand prepara un escrito para jugarse la última bala: que la Suprema Corte de Justicia revierta la decisión de realizar el juicio.

Pyrhia Sarusi y Lily Pereg.jpg
El crimen de las israelíes conmocionó al país hace dos años y medio.

El crimen de las israelíes conmocionó al país hace dos años y medio.

Doble crimen de las israelíes

Saroussy y Pereg llegaron a Mendoza el 11 de enero de 2019 para visitar al hijo de Saroussy, Nicolás Gil Pereg -así se hacía llamar-, quien vive en la provincia desde hace diez años aproximadamente. Al día siguiente se reunieron con el hombre y los tres fueron juntos hasta el lugar donde vivía en condiciones de poca higiene: un predio ubicado en las inmediaciones del cementerio de Guaymallén. Desde ese momento, no fueron vistas nunca más.

Gil Pereg fue sospechoso por su extraño modo de vida -vivía como un marginal pero tenía 3 millones de pesos en su domicilio-, aunque nunca se pudo encontrar pruebas para vincularlo. La Justicia investigó el caso como una averiguación de paradero hasta el 25 de enero cuando un cotejo con una mancha hallada en su domicilio determinó que era sangre de las víctimas. Esa misma jornada fue detenido y al día siguiente se encontraron los cuerpos.

Lily Pereg, quien era docente de microbiología en Australia, fue ultimada de tres disparos. En tanto que la madre del acusado fue estrangulada. Ambas fueron empaladas con un hierro de construcción cuando ya estaban sin vida.

Temas relacionados: