Diario Uno > Judiciales > Elmelaj

Elmelaj: le negaron otra vez la prisión domiciliaria

Se trata del empresario condenado a 32 años por el crimen de Emir Cuattoni en 2016. Elmelaj dijo que es del grupo de riesgo por tener diabetes e hipertención

Dionisio Elmelaj Elaskar, condenado hace poco más de un año a 32 años por el homicidio de Emir Cuattoni (15) en 2016, volvió a pedir prisión domiciliaria, pero por segunda vez la Justicia se la rechazó debido a que existe un alto peligro de fuga por la elevada condena que pesa sobre él.

Elmelaj, de 59 años, hizo el pedido a través de su abogado Octavio De Casas, quien detalló que el condenado tiene diabetes e hipertensión, por lo que se considera que es de riesgo en caso de contagiarse de coronavirus en el penal.

Te puede interesar...

Este pedido fue rechazado por el fiscal Tabaré Ezcurra debido a que indicó que las patologías de Elmelaj no significan un riesgo grave para su vida, y que hoy en los penales bajaron notoriamente los contagios de coronavirus.

Además, Ezcurra dijo que en el penal recibe toda la medicación necesaria y que en muchas ocaciones la misma familia hace entrega de los mismos. De todas formas, el informe del Servicio Penitenciario indicó que ellos también cuentan con las drogas que el condenado debe tomar a diario.

En junio, el juez Gutiérez del barrio ya le había negado la prisión domiciliaria por las mismas razones que se plantearon en la audiencia de este jueves.

Este pedido fue completamente rechazado por la jueza de Ejecución Mariana Gardey, quien entendió que no reúne los requisitos necesarios para una prisión domiciliaria, y que los problemas de salud que tiene no son graves como para seguir la condena en su casa. Además de la gravedad del hecho por el cual fue condenado y la extensión de la misma hacen suponer que hay un riesgo de fuga.

Agregó que dentro del penal Elmelaj cuenta con todas las herramientas necesarias para cuidar su salud y estar controlado con tratamientos y medicamentos, y que la situación sanitaria respecto a Covid-19 dentro del penal Almafuerte mejoró en los últimos meses.

Es la segunda vez que Elmelaj realiza este pedido de seguir su condena en su casa. La vez anterior fue en junio pasado, ya en contexto de pandemia. Pero luego del informe médico solicitado en ese momento por el fiscal Jefe de Homicidios, Fernando Guzzo, quedó claro que no corría peligro su vida, y los mismos jueces que lo condenaron rechazaron ese pedido.

También lo había intentado antes de ser condenado, pero no obtuvo nunca el resultado esperado.

Elmelaj fue condenado a 32 años a fines de septiembre de 2019 como culpable del homicidio de Emir Cuattoni, quien tenía 15 años cuando murió en abril de 2016 luego de haber sido baleado por la espalda.

El trágico hecho ocurrió cuando Emir caminaba junto a dos amigos por el parque Benegas, de Godoy Cruz, donde fue baleado el 17 de abril de 2016. Quedó con vida y estuvo internado 42 días en la Clínica Santa Clara. La bala había impactado en una vértebra, había quedado cuadripléjico. Su cuadro se complicó, y murió.

En el hospital contó que él y sus amigos fueron sorprendidos por una camioneta Toyota Hilux, de donde se bajó un hombre y les reclamó una bicicleta que le acababan de robar, y luego les disparó, a pesar que ellos no habían sido los autores del robo.

Luego, en un allanamiento en una casa de Chacras de Coria de Elmelaj encontraron el arma homicida y otros elementos que confirmaron su autoría para los jueces que finalmente lo condenaron.

Anteriormente, otro hombre había sido acusado del crimen. Se trata de Gustavo Seré, quien siempre sostuvo su inocencia y estuvo un año preso como presunto autor del crimen de Cuattoni, hasta que otras pruebas e indicios confirmaron su inocencia y fue liberado el mismo día que capturaron a Elmelaj.