Por los primeros días de 2020, cuando funcionarios del Gobierno de Mendoza se juntaban con sus pares de Bulgaria seguramente no se imaginaron que todo iba a terminar en un expediente penal. En los próximos días definirán si un hombre y una empresa van a juicio acusados de querer pagar coimas para llevarse aviones antigranizos al país europeo.

La sociedad anónima Storyproject Weather Modification viene trabajando desde hace unos años con el Ejecutivo provincial. Pero probablemente no sea recordada por fabricar y proveer los cartuchos para la lucha contra el granizo sino por convertirse en la primera persona jurídica en ser imputada en una causa penal en Mendoza.

Desde hace varios años, la empresa de capitales búlgaros que está asentada en Lavalle trabaja con el Gobierno. Pero a principios de 2020 ofreció un negocio. La idea era alquilar los tres aviones antigranizos que tiene Mendoza para utilizarlos en Bulgaria. La propuesta interesó a los popes provinciales y hasta hubo reuniones entre funcionarios locales y búlgaros.

Para ver si el negocio era rentable, el Gobierno provincial solicitó un informe a la Aeronáutica de Mendoza Sociedad Anónima (AEMSA), una empresa estatal a cargo de la utilización de las naves. El dictamen llegó a los días y fue negativo.

Desde AEMSA explicaron que había dos formas de llevar los aviones al país europeo: haciéndolos volar con varias escalas de por medio o desarmándolos y llevar las piezas en barco. Ninguna era rentable, según el dictamen. Además tuvieron en cuenta que la temporada de lucha antigranizo en Mendoza y Bulgaria tienen un mes de diferencia, lo cual tampoco cuadraría en los tiempos.

aviones-antigranizo-1-700x394.jpg
La empresa fabrica los cartuchos de los aviones antigranizos.

La empresa fabrica los cartuchos de los aviones antigranizos.

Con el negocio casi caído, vino el delito. El fiscal de Delitos Económicos Flavio D'amore sostiene que Nicolás Van de Loo, uno de los directivos de Storyproject Weather Modification, se presentó en la casa de un integrante de AEMSA. Allí le ofreció un pago de 100 mil dólares para que cambie su dictamen. Desde la entidad local le dijeron que no y radicaron la denuncia por intento de coimas.

El investigador solicitó este martes que la causa vaya a juicio. El expediente tiene la novedad de que no sólo está imputado por cohecho Nicolás Van de Loo -arriesga de 1 a años de cárcel-, sino que también está formalizada la sociedad anónima, siendo el primer caso en Mendoza donde una empresa afronta un proceso penal. En caso de ser condenada, podría recibir sanciones tales como multas o la disolución de la personería jurídica.

Ahora el expediente está en manos de la jueza Carolina Colucci quien, debido a la complejidad del caso, se tomó un cuarto intermedio de algunos días para resolver lo solicitado por el fiscal.

Seguir leyendo