Tras el mensaje de Bochatey

"El daño ya lo sufrimos, y con este perdón no lo reparamos”

Por UNO

“Ya no nos importa. Los mismos que dijeron que mentíamos, que todo esto era una farsa, una mentira, ahora piden perdón. El daño ya lo sufrimos, y con este perdón no lo reparamos”, expresaron las víctimas del Instituto Próvolo luego del mensaje que dio Alberto Bochatey, el “Comsiario” apostólico enviado por la Santa Sede.

Oscar Barrera, uno de los querellantes de las víctimas abusadas durante años por los curas y personal del Próvolo, fue quien dio a conocer sus mensajes luego de los dichos de Bochatey.

“Los quisieron hacer pasar por locos, por mentirosos. Esas fueron las palabras de altas autoridades de la Iglesia, uno de ellos el Obispo de Verona, quien dijo que era una suerte de acuerdo, de  confabulación de los sordos para quedarse con las propiedades de la Iglesia”, sostuvo Barrera.

Dijo que hubo mucha hipocresía en los comunicados, y en el momento de los comunicados por parte de la Iglesia: “Dicen que no sabían nada. El 25 de noviembre de 2016 toda la población estuvo al tanto de esta causa y tomaron conocimiento ellos. No hace falta que tengan un escrito en el Arzobispado denunciando. Sin embargo nunca hubo ninguna acción positiva, siempre fueron excluyentes tratando de proteger la institución Iglesia por sobre el bien o la salud de sus fieles”.

Explicó que los chicos que fueron víctimas y sus padres son católicos, creen en Dios, pero no creen ni confían más en la Institución Iglesia: “Ni bien recibieron la sentencia les dieron las gracias a Dios, los padres también. Ellos sostienen que Dios estuvo con ellos ayudándolos en el desarrollo de esta causa”, expresó Barrera.

Además, se refirió a los dichos del Arzobispo de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, quien aseguró que en el Próvolo de esa ciudad “no hubo casos de abusos”. “Lo de Aguer es una cosa increíble. Realmente no lo entiendo. Hay una persona detenida con causa elevada a juicio, están por formalizar la imputación a Corradi, la fiscal de La Plata está articulando para venir a hacer la imputación a Mendoza, está un pedido de extradición de una persona que volvió a Italia, hay una causa vigente y tenemos personas detenidas con elevación a juicio”.

La sentencia fue trasnsmitida por Youtube y ese link fue enviado al abogado de las víctimas de Verona, quienes se reunieron y vieron la condena en vivo. Luego de eso, enviaron un emotivo video, donde agradecieron a la Justicia argentina. “La significación de este fallo no fue solo para la Mendoza, sino para aquellos que no consiguieron justicia nunca y para los familiares de quienes se suicidaron por esto”.

Barrera expresó que “a partir de la investigación de esta causa se comenzó con la restitución de derechos de forma progresiva que terminó en condena. En 2006 hubo una denuncia tremenda de una de las víctimas,que nunca pudimos comprobar si fue dentro o afuera del Próvolo, hubo secuestro, abuso sexual, filmaciones y fotos que entendemos que estaba dentro de algún mercado de material pornográfico que incluye infantes. La intervención de justicia de familia y de una trabajadora social decidieron que esta chica no fuera más alumna del Próvolo. No hubo ninguna otra actuación a pesar de una alerta muy alta”.

Temas relacionados: