Punto final para la familia Parodi por el crimen en Las Heras de Nelson Eskers(23). El Loco, tal como le decían, fue asesinado más de dos años y medio y toda una familia quedó comprometida en el caso. Pasaron de ser condenados a prisión perpetua a bajarle la pena a 12 años y quedar libres, en algunos casos. Este miércoles se resolvió la situación de la madre del clan y dos de sus hijas.

Te puede interesar...

Días antes de la Navidad de 2018, el panorama era negro para Laura Chacón (48); sus hijos Jonathan (26), Julieta (25), Carla (22) y Shirley (20) Parodi, y su yerno Brandon Peralta (27). Un juez los condenó a prisión perpetua considerando que todos los integrantes de la familia Parodi habían planificado y ejecutado el homicidio.

A principios de este año, la Corte anuló ese fallo con duras críticas al juez Rafael Escot –incluso pidió que se lo investigue administrativamente-. Peralta y los hermanos Jonathan y Shirley volvieron a ser condenados en junio pero con una calificación más leve, por lo que recibieron 12 años de prisión por el asesinato de Nelson Eskers.

Jonathan Parodi.jpg
Crimen en Las Heras: Jonathan Parodi

Crimen en Las Heras: Jonathan Parodi

En este contexto, restaba resolver la situación de la madre de la familia Parodi y sus otras dos hijas. Todo se resolvió en un juicio abreviado tras un acuerdo entre la fiscal de Homicidios Andrea Lazo y la abogada defensora Gabriela Massad.

Laura Chacón recibió una pena de 2 años y 7 meses de prisión en suspenso. Fue la persona que acorraló a Eskers cuando huía del ataque de sus hijos y por ello quedó con un grado de participación secundaria. En tanto que Carla y Julieta Parodi terminaron absueltas.

Las tres mujeres de la familia Parodi recuperaron su libertad en forma inmediata tras conocerse la sentencia a media mañana de este miércoles.

Nelson Eskers.jpg
Crimen en Las Heras: Nelson Eskers fue acribillado.

Crimen en Las Heras: Nelson Eskers fue acribillado.

Se turnaron para disparar

En la madrugada del 24 de enero de 2018, Nelson Eskers recibió cinco disparos que le quitaron la vida. Dos días antes había salido del penal tras cumplir una condena y había regresado a su casa del barrio Álvarez Condarco.

La víctima se cruzó con Jonathan Parodi, quien lo increpó y le dijo “¿qué mirás para mi casa, tonto culiado?”. El joven sacó un arma y le efectuó un disparo en el pómulo. La víctima intentó escapar ingresando a una casa pero Laura Chacón evitó que lo hiciera.

En la escena aparecieron Brandon Peralta y Shirley Parodi, quienes portaron otras armas de fuego más. “Se pasaron los fierros entre ellos”, según declaró un testigo, para rematar en el suelo a Eskers.