Judiciales | Poliguay | AFA | Liga Mendocina

Crimen en el Poliguay: la AFA y la Liga Mendocina pagarán $2 millones

A más de 7 años del crimen de Gustavo Pelegrina en un partido en el Poliguay, todavía hay secuelas legales del hecho. Un niño de 10 años ahora será indemnizado

El crimen en el Poliguay sacudió la noche de Mendoza el 26 de diciembre de 2012. Un enfrentamiento entre barras terminó con un asesinato en un partido de futsal que nada tenía que ver con el asunto. Si bien hubo una sola víctima fatal, cientos de espectadores presenciaron el caos y la muerte en primera persona. Ahora, tras un fallo civil, un niño recibirá una millonaria indemnización.

Te puede interesar...

Un matrimonio con sus dos hijos, de 10 y 5 años, asistieron esa noche a ver al final del torneo de fustal entre los equipos Poliguay y Municipalidad de San Martín. Nunca se imaginaron quedar en medio de fuego cruzado y una estampida de personas.

Cuando los disparos comenzaron y la gente de la tribuna comenzó a escapar de lugar, el mayor de los hermanitos se perdió del resto de su familia. Fue literalmente atropellado por la multitud y sufrió una fractura de tibia y peroné en su pierna derecha. Quedó en el suelo, hasta que un hombre lo rescató.

Su salvador lo llevaba alzado y corrían a la par de la gente. El niño, con tal sólo 10 años, vio con sus propios ojos el momento en que Gustavo Pelegrina, otro de los asistentes, recibía un impacto de bala en la nuca que le terminaba quitando la vida al instante.

Segundos después se pudo reencontrar con sus padres, que lo trasladaron al Hospital Notti donde quedó internado y fue operado dos veces de su lesión en la pierna derecha.

Gustavo Pelegrinaa.jpg
P

P

Fallo civil

Los padres iniciaron una demanda civil contra la Liga Mendocina de Fútbol y la Asociación del Futbol Argentino (AFA) reclamando 310 mil pesos por los daños –físicos y morales- que sufrió el niño de 10 tras el crimen en el Poliguay.

Ambas entidades se patearon la pelota. Desde AFA aseguraron que el partido fue organizado por el organismo provincial. Desde la Liga Mendocina contestaron que no fue así y que, en todo caso, se trató de un hecho “fortuito e inevitable” como “el ingreso al perdió de un grupo de delincuentes”

La jueza María Luz Coussirat dirimió el asunto. Consideró probado que el partido fue organizado por la Liga Mendocina de Fútbol ya que los documentos estaban homologados por ese organismo e incluso los clubes que disputaban el partido habían pagado las planillas. Ese dinero se debía destinar para pagarle al árbitro, a un médico y a personal policial, pero ningún uniformado fue contratado para controlar el evento.

Con respecto a AFA, indicó que es el órgano que supervisa las ligas provinciales y tiene la potestad de expulsarlas si no cumplen las obligaciones. “No puede, un organismo como la AFA, autorizar un campeonato por parte de una de sus afiliadas, y más una final, sin que se encuentren garantizados los requisitos mínimos de seguridad”, consideró la magistrada.

La sentencia fue actualizada a los montos actuales con la inflación así que ahora la Liga Mendocina y AFA deberán pagar en conjunto $2.010.000 más los intereses desde la fecha del hecho hasta el momento de pago –la suma podría llegar a los $3 millones-.

Barras y muerte

El 26 de diciembre del 2013, los equipos de fustal de la Municipalidad de San Martín y del Poliguay jugaban la final del torneo en la cancha de este último, ubicada en San José. Varias personas ocupaban las gradas.

En una de las tribunas se habían ubicado algunos integrantes de la barrabrava de Independiente Rivadavia –con sus banderas e instrumentos-. Pero en los alrededores del club Poliguay viven varios jóvenes identificados con Atlético Argentino. Al notar la situación, fueron a demostrar que era su zona.

Los barras del Boli ingresaron al estadio y se enfrentaron con los leprosos. En medio del tumulto, se efectuó un disparo que impactó en la cabeza de Gustavo Pelegrina (29), quien nada tenía que ver con ambas facciones. Murió al instante.

Dos años después, Jonathan Moko Araya (24) fue condenado a 20 años de cárcel. En tanto que un adolescente identificado como Ardilla quedó a disposición de la Justicia Penal de Menores.

Jonathan Moko Arayaa.jpg
Araya fue condenado a 20 años por el crimen en el Poliguayay.

Araya fue condenado a 20 años por el crimen en el Poliguayay.