Jueves, 10 de mayo de 2018

Israel atacó a Irán en Siria y crece el temor por la escalada en Medio Oriente

Aviones israelitas lanzaron el mayor ataque aéreo contra posiciones iraníes en Siria desde el inicio del conflicto en ese país. Murieron tres personas

Aviones de Israel lanzaron en la noche del miércoles el mayor ataque contra posiciones iraníes en Siria desde el inicio del conflicto en este país y mataron a tres personas, en el marco de una escalada de violencia que provocó la reacción y el llamado a la calma de las principales potencias, informaron autoridades y activistas.

Israel dijo que bombardeó unos 70 objetivos en represalia al disparo de 20 cohetes iraníes contra sus fuerzas en los territorios ocupados de los Altos del Golán, un día después de que Estados Unidos anunció su salida del pacto nuclear firmado entre las potencias e Irán en 2015, una medida largamente reclamada por el gobierno israelí.

La Cancillería siria afirmó en un comunicado que los bombardeos abren una "nueva etapa" de "enfrentamiento directo" con Israel, al cual Siria acusa de haber apoyado la rebelión armada contra su gobierno iniciada en 2011.

Israel ya lanzó otros bombardeos en Siria desde entonces, incluyendo uno esta semana.

Luego de semanas de crecientes tensiones, los ataques desataron preocupación y llamados a la calma de Rusia, Francia y Alemania.

"La escalada de las últimas horas no muestra que esto es realmente una cuestión de guerra o de paz", advirtió la canciller alemana, Angela Merkel.

Al justificar su decisión de retirarse del pacto con Irán, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que debería negociarse un nuevo acuerdo que limite aún más no sólo las actividades nucleares de Irán sino también su programa de misiles y su papel en las crisis de Medio Oriente, como la de Siria y la de Yemen.

El portavoz de la Comandancia General de las Fuerzas Armadas Sirias, Ali Maihub, afirmó en un discurso televisado que tres personas murieron en los ataques y que las defensas antiaéreas interceptaron la mayor parte de los misiles israelíes, que sin embargo lograron destruir una estación de radar y un depósito de municiones. Otras dos personas resultaron heridas, agregó.

La agencia de noticias estatal siria SANA dijo que los bombardeos ocurrieron en los alrededores de Damasco, en la provincia central de Homs y también en el sur del país, en las provincias de Dera'a y Al Quneitra, limítrofes al Golán ocupado por Israel.

La agencia mostró fotografías y videos nocturnos en los que supuestamente se ve el lanzamiento de cohetes de las defensas antiaéreas.

"Hemos atacado casi todas las infraestructuras iraníes en Siria, y no deben olvidar el refrán 'si a nosotros nos cae la lluvia, sobre ellos caerá una tormenta'", dijo el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman.

La escalada comenzó anoche, cuando la línea de defensa israelí en los Altos del Golán, territorio sirio ocupado parcialmente por Israel desde 1967, fue atacada por unos 20 cohetes.

El Ejército israelí acusó del ataque a la "fuerza iraní Al Quds", la unidad de elite de la Guardia Revolucionaria de Irán, que pelea en la guerra en Siria del lado del gobierno del presidente Bashar al Assad.

Como represalia, Israel destruyó los lugares desde donde fueron disparados los cohetes y a instalaciones de los servicios de inteligencia y de logística iraníes, en una de las mayores operaciones militares de los últimos años.

El jefe de los voceros militares para medios internacionales, el teniente coronel Jonathan Conricus, confirmó que se atacaron "unos 70 objetivos", entre ellos centros de control y mando, centros logísticos, almacenes e infraestructura de armas.

El jefe militar no dio más precisiones sobre la operación, pero el Ministerio de Defensa de Rusia -el principal aliado militar de Siria-, dijo que Israel utilizó 28 aviones, disparó 60 misiles aire-tierra y más de 10 misiles tácticos tierra-tierra desde su territorio.

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que 23 personas murieron en los bombardeos israelíes, informó la agencia de noticias EFE. No quedó claro el porqué de la discrepancia con la cifra de muertos dada por el Ejército sirio.

Entre los muertos hubo cinco integrantes de fuerzas regulares sirias, entre ellos un oficial, y otros 18 efectivos sirios y de otras nacionalidades, agregó la ONG, con sede en Londres y afín a la oposición siria. La magnitud y el momento del ataque provocaron la reacción y la preocupación de la comunidad internacional. El presidente francés Emmanuel Macron llamó "a frenar la escalada", mientras que la Cancillería de Rusia hizo un "llamado a la contención".

La crisis abrió también otro frente de conflicto con el Líbano, que dijo que uno de los misiles israelíes cayó en su territorio, donde causó daños pero no víctimas. El Ejército israelí negó estar detrás del ataque y señaló a las defensas antiaéreas sirias como responsables.

Los enfrentamientos de la noche se producen después de cuatro ataques graves contra instalaciones militares en Siria, de los que se responsabiliza a Israel, que ni confirma ni desmiente su participación. El último ocurrió en la noche del martes, cuando se bombardearon almacenes y plataformas de misiles en el suroeste de Damasco supuestamente pertenecientes a fuerzas iraníes. El Observatorio dijo que murieron 15 personas, entre ellas siete iraníes.

Más noticias