Diario Uno Farándula Eduardo Costantini
Escándalo en puerta

La mendocina Elina Fernández, mujer de Eduardo Costantini, está embarazada

La repentina boda del magnate Eduardo Costantini, de 73 años, y la modelo mendocina Elina Fernández Fantacci, de 30, el pasado 22 de febrero despertó más de una duda. Especialmente por parte de los hijos del millonario quienes sostienen que con el casamiento la muchacha -43 años menor- persiguió un interés económico. Ahora la historia tiene un nuevo capítulo con un sorpresivo anuncio: Elina está embarazada.

Te puede interesar: Pandemia. Coronavirus: Omar De Marchi llamó a "plantarse" ante el Gobierno nacional

“Tenemos una hermosa noticia para compartirles y que juntos vivamos esta hermosa emoción”, escribió la modelo en una historia de Instagram  con una foto en la que su marido le está tocando la panza. Y agregó: “Los queremos mucho! Muchas gracias por el amor y el respeto que nos brindan día a día”.

 Embed      

Semanas atrás, los herederos de Costantini habían expresado sus sospechas que su padre fue víctima de un embrujo vaginal. Según trascendió se trataría del agua de tanga. Pero… ¿de qué se trata el gualicho? La astróloga Jimena Latorre se lo explicó a BigBang.

“No sé cómo los familiares se enteraron, o cómo salió la noticia; quizás alguna bruja les contó. Pero para que surta efecto tiene que ser hecho por alguien que sepa de magia negra. No es algo que pueda hacer en su casa”, dijo.

 Embed      

“Si lo hace en su casa genera el mismo efecto que puede tener practicarle sexo oral”, detalló a la par que refirió el elevado costo que tiene aquella práctica. “Para que tenga efecto tuvo que haberle pagado mucho dinero a alguien”, explicó Latorre, según publica Papparazzi.

Según aclaró la tarotista, la mujer tiene que llevarle al brujo una tanga que usó durante 24 horas para que prepare el agua. Para que surta buen efecto, la tanga debe ser de color rosa y debe usarse una noche de luna llena. Después debe dársele de tomar a aquel que se pretende enamorar, quien tiene que ingerir la totalidad, por lo general escondida en mate o limonada.

La forma más simple de darse cuenta es cuando los amigos de la persona, o los familiares, le dicen que no es el mismo, que no puede gastar una cantidad de dinero que no tenía pensado gastar en una persona. Cuando tiene ese enamoramiento total sin ningún sentido digamos”, indicó Jimena.

 Embed      

La sospecha de los hijos del millonario surgió a partir del modo en que se conocieron y de la forma en que se sucedieron las cosas. Según ella misma declaró, asistía con frecuencia al restaurante del Malba con la ilusión de cruzarse a su dueño, quien además es líder del emprendimiento inmobiliario de Nordelta.

¿Qué dijo la mendocina?

De todo se dijo, en relación a la motivación de la modelo mendocina para dar el sí con un hombre tan mayor, incluso se ventiló que ella había usado “agua de tanga” para conquistarlo.

Frente al audio de Anamá Ferreyra en donde habla de ella y de su perdición por los “viejitos”, la blonda habló con una de las panelistas de “Los Ángeles de la Mañana” y disparó: “Que sigan hablando”, empezó la señora Constantini y prosiguió: “Soy muy segura de mí misma y todos a los que amo saben cómo soy. Ya van a tener más tiempo para conocer cómo soy. Que la gente hable”.

 Embed      

“Estamos muy felices con Eduardo, disfrutando de nuestra luna de miel en el sur, así que no se lo que está pasando. Para los que hablan mal, el tiempo solo va a responder”, había dicho Elina Fernández.

Su pareja, se mostró muy sonriente en Bariloche, en aquel momento, donde estuvieron juntos y aseguró: “Soy muy feliz”.