Diario Uno > Farándula > Lío Pecoraro

Lío Pecoraro: "Entendí que la guerra está ganada"

El periodista Lío Pecoraro terminó la primera etapa del tratamiento contra la leucemia y reaparició en televisión. Emotivo mensaje para contar la buena noticia

El periodista Lío Pecoraro anunció el pasado 14 de octubre que había sido diagnosticado de leucemia y comenzó el tratamiento. En este último mes, sufrió algunas complicaciones, estuvo internado en terapia intensiva y mantuvo a todo el espectáculo en vilo hasta que este fin de semana anunció el regreso a su casa.

Tras compartir la vuelta a su hogar en las redes sociales, reaparició en televisión. Lío Pecoraro eligió El run run del espectáculo, el programa que conduce en Crónica TV junto a su gran amigo, Fernando Piaggio, para hacerse presente primero a través de un video y luego en vivo.

Te puede interesar...

"Hola a todos, tengo una buena noticia para compartir con todos ustedes: estoy en mi casa y estoy muy feliz, porque terminamos la primera etapa de tratamiento", contó el periodista.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCILnsBVjGpM%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF26OnZC5StU8AqWixGMTRZBzd1BtQZCZBANHUy5LaPaOAKRTA13TsRiEWeodhzNYmE8YeULCznugjmaWyPRuT2SZBOZBc65MZBZBUDc4ZBM7NcINLDZBlXlE1I2GQ7zQAnr6FOIZCOiZCS5ZAUeZC5TjXAsMZD

Lío Pecoraro reveló que como parte del tratamiento contra la leucemia le realizaron una pulsión de médula: "El resultado fue que la enfermedad mínima residual es negativa, no existe, mi médula está sana y empezó a generar glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas totalmente sanos".

Además de agradecer el afecto, reflexionó: "Me puse muy contento cuando salí de terapia y me enteré que fue tanta gente a donar sangre, y eso es muy valorable, porque puede salvar vidas".

"Lo mío ya está decretado, ganado y sanado, y a partir de ahora, disfrutado", celebró y fue entonces cuando, entre aplausos y palabras de aliento, reapareció en el programa peero esta vez por teléfono.

"Estoy sumamente emocionado, me va a costar un huevo hablar", reconoció con la voz entrecortada.

"Les quiero decir que es muy difícil cuando de la nada uno se encuentra con un resultado que no espera y le dicen ‘estás enfermo de’. Es muy, muy duro", dijo y reveló que los médicos actuaron rápido.

Pecoraro estuvo un mes y medio internado: "Me hinché, me deshinché, subí y bajé de peso".

"Cuando me dijeron que (la pulsión) dio negativa, entendí que la guerra estaba ganada y gracias a eso me pude venir a casa", dijo y explicó que ahora pasa a una nueva etapa del tratamiento que él llamó como de "consolidación".