Diario Uno > Farándula > Víctor Hugo Morales

Dramático relato de Víctor Hugo Morales, tras superar Covid

El periodista Víctor Hugo Morales, de 73 años, está internado hace un mes por la neumonía bilateral que complicó su cuadro de Covid. "El cuerpo está devastado"

Víctor Hugo Morales volvió a salir al aire en su programa radial La Mañana, por AM 750, después de que fuera trasladado de terapia intensiva a una sala común en el sanatorio privado Los Arcos en Palermo en el que permanece internado hace un mes, por una complicación de su cuadro de Covid 19.

El periodista tuvo neumonía bilateral y ya pasó lo peor pero, según confesó en un dramático testimonio, su cuerpo está "devastado". Por esta razón, después del alta de su internación, tendrá que ir a un "instituto de recuperación".

Te puede interesar...

"Estas son las consecuencias, aún habiendo salvado la vida, de lo que es el coronavirus", resumió el comunicador de 73 años por el que sus colegas estuvieron rezando y pidiendo energías desde el día uno de internación.

Te puede interesar: El Gobierno pide reducir la circulación: ¿se vienen nuevas restricciones en Mendoza?

En su programa, aún desde el sanatorio, indicó que los médicos le recomendaron que inicie una terapia de rehabilitación pulmonar a raiz de las secuelas que le dejó la neumonía bilateral por Covid.

Ese proceso puede tener mayor efectividad si se realiza en una clínica y no de manera ambulatoria por lo que no retornará, por ahora, a su casa.

Víctor Hugo contó que "parezco otra persona" dado que sus músculos también se han debilitado y el deterioro físico es notable.

"Lo cuento porque me parece que es bueno que sepan todos los avatares que hay detrás de esta dolorosa historia", compartió Morales.

"Es un monstruo devastador"

Con esa frase hace unos días ya había definido al coronavirus, Víctor Hugo Morales.

"Hubo un momento en el que me pregunté cosas, miedos. Nunca tuve una plena conciencia de lo mal que estaba. Yo no supe tanto de mí hasta que ya la cosa estaba un poquito más controlada", dijo el conductor apenas dejó la terapia.

"El trabajo (de los profesionales de la salud) es doloroso, porque me doy cuenta que es una batalla minuto a minuto, con gente que está semanas intubada", agregó; mientras que sobre la situación que atraviesa el AMBA respecto del sistema sanitario privado, alertó: "No hay camas, la actividad privada está desbordada. La situación es límite, tremenda, estos 15 días son fundamentales para ver si los números bajan".