Espectaculos Viernes, 28 de septiembre de 2018

Venecia con sabor mendocino

La comedia escrita por Jorge Accame se presentará en Mendoza bajo la dirección e interpretación de la compañía Teatro Gótico.

Tras haber sido representada en casi toda Latinoamérica, México, España, Italia, Israel, Eslovenia, Londres y Estados Unidos, Venecia, la exitosa obra del autor argentino Jorge Accame llega a Mendoza.

De la mano de Gótico Teatro -la compañía mendocina que dio vida a óperas y clásicos como Tosca y Madame Butterfly de Giacomo Puccini, entre muchas otras-, la obra argentina más representada y premiada a lo largo del mundo se estrena este viernes a las 22, y seguirá en cartel todos los viernes de octubre en el teatro Las Sillas (Olegario V. Andrade 510, 2° piso) en el mismo horario.

"Venecia demuestra cómo, desde la simpleza de los personajes y de la dramaturgia, se puede hacer reír y llorar a la gente a partir de algo tan terrenal y cotidiano como el amor. Es justamente una historia de amor y de cómo, en algún punto de la vida, somos capaces de hacer un sacrifico por el otro. Con certeza nos hace reafirmar que los sueños se vuelven realidad cuando uno verdaderamente cree en ellos. Al punto que la obra de Jorge Accame denota lo verdadero y poderoso de la ilusión, y el deseo de alguien que lo lleva adelante con tanta convicción arrastrando a quienes la rodean", explica el director e interprete de esta nueva versión, Cristián Fionna Cassano.

Esto es lo que sucede con la historia de "la Gringa"; una mujer ciega y vieja que se resiste a morir en su pobre prostíbulo de San Salvador de Jujuy sin antes encontrarse en Venecia con el perdón de su antiguo amante Giácomo, a quien robó y abandonó. Pero el pasaje a la Ciudad del Amor es caro, por lo que las chicas que trabajan en su prostíbulo tratarán de cumplirle el sueño. En esta travesía las mujeres comprenderán el costo de llevarla y el lío en que se han metido.

"De igual forma deberán llevar a cabo un plan hasta las últimas consecuencias. Todos, de una forma u otra, encontrarán su destino. Ya nada será igual, algo habrá cambiado", sintetizó el director.

Interpretada por Alicia García Coronel (La Gringa), Marián Carral (Graciela), Aixa González García Marta), Francisco Giordano (El Chato) y hasta por el mismo director, quien se pone en la piel de Rita, esta nueva reinterpretación se caracteriza además por tener un gran nivel de producción y una visión diferente en la dirección.

"Con Teatro Gótico siempre hemos creído mucho en el teatro de producción y en esta ocasión volveremos a apostar a ello, con una gran inversión. Mendoza tiene talento, grandes artistas y se merece tener obras de esta calidad. En Venecia si tiene que haber una casa vamos a poner una casa, si tenemos que generar un amanecer o una anochecer, entonces lo haremos. Hay un cambio también en mi visión, a mí no me gusta quedarme en algo frío, estático, que no genere nada, por eso quise maximizar la esencia de la obra. Se explica todo, se muestra todo y eso está plasmado tanto en la puesta en escena como en los personajes. En la dramaturgia original la obra gira en torno a cuatro protagonistas. En nuestra Venecia, en cambio, el rol de Rita es un transexual, toda una novedad en la que además se hace hincapié en la inclusión", afirmó Cristián que interpreta ese personaje.

Tras haberse lucido en Operas como Suor Angelica de Giacomo Puccini en 2002, I Pagliacci de Ruggero Leoncavallo en 2003, Las de Barranco de Gregorio de Laferrère y Gianni Schicchi de Giacomo Puccini en el año 2004, bajo la batuta del maestro Bruno D´Astol, la elección de Gótico teatro tiene que ver con la aceptación de la obra en otros países,tanto así que fue premiada por A.C.E., Florencio Sánchez, Trinidad Guevara, Estrella de Mar, entre otros.

"Nos pareció una linda obra para interpretar en una época en que la gente se quiere reír más. De hecho, creo que es la inocencia y la ingenuidad de los personajes lo que la hizo trascender", reflexionó Fionna Cassano.

"La gente se va a reír muchísimo, tiene cosas muy graciosas, cosas ingenuas, las protagonistas son guarangas pero desde la picardía, desde su forma de hablar. Ellas son marginales, pobres, pero es un gusto ver como Jorge muestra este aspecto y a la vez como en el momento de tener que hacer algo por alguien ellas apelan a lo humano a ese elemento que nos hace sacar lo mejor de nosotros. Podría decirse que Venecia es noventa y cinco por ciento humor y cinco por ciento de ese realismo mágico que el autor propone al final que es una redención que se da al encontrar la paz en el personaje principal. Por eso la gente va a llorar porque se da una especie de catarsis que nos hace ver que muchas veces uno es más rico de lo que cree, y que es en las cosas más simples de la vida donde se da la felicidad", continuó.

Y si bien reinterpretar una obra tan icónica y premiada como Venecia no es tarea fácil el actor aseguró: "Creo que Jorge Accame se sentiría feliz y orgulloso, la vería reinventada porque es una comedia que se ha hecho muchas veces pero nosotros le hemos aportado nuestra marca. Se sorprendería de ver cómo algo que uno escribe en la intimidad de su casa, de su hogar, puede trascender así y ser tomado por alguien más que a la vez le siga agregando. Venecia es una obra que es una fuente inagotable de creatividad, sobre lo que está hecho se pueden seguir sumando cosas sin parar. Es una obra que no todos pueden hacer, no todos pueden comprender el carácter, el espíritu, la esencia de Venecia, pero nosotros lo hemos logrado. Le vamos a aportar a su obra de arte más arte. Estoy seguro de que será una de las mejores interpretaciones que se han hecho", concluyó.