Diario Uno Espectáculos

La placa recopilatoria acaba de ser lanzada al mercado nacional. El cantante español  es reconocido en el mundo por su rumba-reggae.

 

Un Macaco Emitiendo su música

Por UNO

Por Oscar Alejandro Trapétrape.oscar@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

Desde la rambla de Barcelona hizo que su rumba-reggae llegara a todo el mundo a través de un mensaje cargado de una lírica tan positiva como comprometida. El español Dani Carbonell,aunque conocido mundialmente como Macaco, pasó de ser un músico callejero a uno de los compositores más elogiados de las últimas décadas en su país.

Hace pocos días, en nuestro país, se lanzó el disco Emitiendo, una placa que constituye un repaso de todas las placas anteriores de Macaco.

“Par mí es algo que genera mucha felicidad en mi corazón el hecho de promocionar el disco en esta tierra tan hermosa que es Argentina y más aún cuando se reciben tantas muestras de cariño de parte del público”, sostiene el músico español en esta entrevista con Escenario & tendencias.

Aunque ahí nomás comienza con un análisis profundo del significado que tiene el título de la placa editada en territorio nacional. “Emitiendo es una palabra muy bonita y también representa una herramienta fundamental en mi carrera, porque siempre he establecido como un juego entre eso del emisor y el receptor. En realidad, tiene mucho que ver con la comunicación y esos puntos de encuentros que hay con la música. Entonces, la idea es emitir sensaciones y sentimientos para conectar con la gente que está del otro lado”, desmenuza el español con su característica verborragia.

A su vez, con una sensibilidad de viajero incansable de la música, suelta: “Soy un músico que hace canciones para conmover a la gente, que la hagan reír, bailar, llorar y emocionarse.Mis canciones son como pequeñas fotos para que el receptor las tome, las haga suyas y las reinterprete. Mis letras hablan de la positividad, de ver las cosas buenas que nos ofrece

la vida, de no ver el vaso medio vacío, sino medio lleno”.

Y en ese tramo del relato también encuentra las palabras exactas para definirse como músico: “Luego de que me hice conocido llegó como una explosión radial y todo eso. Pero yo me considero un músico directo, como un pequeño carpintero que está trabajando su madera para poder mostrar en el momento justo su trabajo terminado. Ahora he llegado a la Argentina para mostrarles mi mundo a través de este disco, Emitiendo, y lo ofrezco a aquel que quiera ingresar al sitio de los monkey man, de los macacos como yo”.

Casi al final de la interesante charla, Macaco se vuelve a zambullir en los dos ejes sonoros que cruzan su corazón. “Siempre sostuve que la rumba catalana y la rumba latina son hermanas del reggae. Y desde allí hago mi música con cada letra. Claro que la rumba tiene una fuerte presencia porque representa la tierra de donde vengo”.

Luego completa: “Creo que mi música se nutre de mis viajes. El hecho de vivir distintas realidades se transforma en una especie de fuente de inspiración. Por ejemplo, en Japón la cultura es tan distinta a la nuestra que te quedas sorprendido y eso te lleva a escribir o componer algo distinto a todo lo que venías haciendo. Lo mismo me sucede cuando recorro África, Europa oahora Argentina. Cada viaje te deja una sensación distinta. Normalmente todo esto te enseña a ver las cosas de otro modo y eso trato de plasmarlo en forma de canción”.

“Cada canción es un viaje para mí y trato de dejar todo en ese momento. Y ciertamente me sorprende el resultado final porque de una manera u otra el mensaje es positivo. Creo que eso tiene que ver con la energía que emanan las influencias musicales que me tocan, principalmente la rumba y el reggae”, sostiene enfático sobre la música que le brota de su corazón.

Para despedirse de la charla, Macaco promete: “Sé bien que en este lindo país muchos están interesado en escuchar mi música. Así que es muy probable que en poco tiempo estemos girando por Mendoza, visitando a esos monkey man que están en todo el mundo. Busco compartir todo el tiempo, algo de lo que también hablan mis canciones”.