Espectaculos Sábado, 6 de octubre de 2018

The Good Place: el regreso a la Tierra

El 28 de setiembre arrancó la tercera temporada de esta comedia protagonizada por Kristen Bell y Ted Danson.

Estrenada el 28 de setiembre por Netflix (con un capítulo de estreno cada viernes) The Good Place, una de las comedias más ingeniosas de los últimos años, regresa con su tercera temporada.

Para quienes no la hayan seguido, esta es la historia de Eleanor (Kristen Bell) quien sufre un ridículo accidente que termina con su vida terrenal, porque aunque ella no es un ejemplo de virtudes, termina por error en el cielo.

Allí conoce al arquitecto de este "buen lugar", Michael (Ted Danson) para descubrir que deberá volverse buena si quiere permanecer en ese paraíso.

Pero en esta temporada ya ha corrido mucha agua bajo el puente y ahora llega una prueba definitiva para Eleanor y sus compañeros Chidi, Tahani y Jason: volver a la Tierra y ver si en sus vidas pueden cruzar sus destinos y convertirse en buenas personas. Aunque Michael ha jurado no interferir en el derrotero de ellos cuatro, no puede con su genio y termina forzando los encuentros, de manera de propiciar no sólo que se conozcan, sino que empiecen a construir relaciones entre ellos. Pero no todo resulta como él lo planeaba y eso hace que sus intervenciones tengan que incrementarse.

Desde su primer capítulo The Good Place tiene ese encanto de lo original, no porque el tema del cielo o el infierno no hayan sido abordados, sino porque son capaces de introducir con un humor exquisito situaciones éticas, filosóficas o más triviales -como los amores entre los protagonistas- con una frescura poco habitual en este tipo de producciones.

Ya en esta tercera parte, cuando los personajes nos han ganado el corazón, colocarlos en nuevas situaciones podría haberse convertido en un riesgo, de repetir la receta que les ha dado el éxito, pero por suerte el guión sortea con efectividad cualquiera de estos planteos.

Se trata de una comedia que no duda desde llevar lo absurdo al límite, con imágenes casi surrealistas, a diálogos donde la chispa esencial no está en lo que se hace, sino en lo que se dice.

La semana pasada, para celebrar el arranque, el capítulo fue doble, de manera de poder ponernos rápidamente en contexto, luego del inesperado giro final que cerró la segunda temporada.

Esperemos que el paso de Eleanor, Chidi, Tahani y Jason nos depare tantos buenos momentos como en las temporadas anteriores. Al menos en su inicio, la tercera nos da indicios de poder tener esa esperanza.