Diario Uno Espectáculos Susana
Rompió el silencio

Susana: "Pedí que no me intuben, prefería morirme"

La diva de los teléfonos brindó su primera entrevista tras volver de Uruguay y explicó cómo transitó el coronavirus y que le tuvo miedo a morir

Por UNO

Luego de su larga estadía en Punta del Este, Susana Giménez regresó al país la semana pasada y este viernes por primera vez rompió el silencio en una extensa entrevista que grabó con el noticiero del canal para que trabaja, Telefe Noticias.

Susana Giménez no evadió ninguno de los temas: Su salud después de haberse contagiado de COVID-19, de su internación, su miedo a la muerte, la economía de la Argentina y hasta de la separación de su hija, Mercedes Sarrabayrouse.

Seguir leyendo

En la entrevista exclusiva de Telefe Noticias, Telefe utilizó tecnología de realidad virtual aplicada a un reportaje por primera vez en el país.

La entrevista se realizó bajo esta tecnología de punta que permite recrear de manera virtual el decorado y las puestas de iluminación y ambientación, así como el seguimiento de la imagen de las cámaras, aportando un alto nivel de realismo y fluidez. Susana no estuvo físicamente presente en el estudio, su participación fue desde su casa. Gracias a la utilización de este recurso de tecnología de futuro, se logró una verdadera interacción para esta entrevista cara a cara en vivo, tal como si sucediera de manera presencial, compartiendo el mismo set.

Susana.jpeg

"Mi COVID fue muy grave. Yo no me imaginé nunca que era una cosa así. Hay gente que lo tiene de distintas maneras, mi hija lo tuvo y no tuvo absolutamente nada. Yo tuve neumonía bilateral. Fue horrible. Y las secuelas que te deja", contó Susana Giménez sobre el COVID.

Y agregó sobre el tema: "El peor miedo fue morirme primero, y después que me intubaran. Dije que si me tenían que intubar dije que no. Que me dejen ir. Te duermen para ponértelo. Ese fue mi mayor miedo, el intubamiento. No tenía ganas de morirme en ese momento. El terror que te agarra, yo lloraba por todo".

"Al principio todos me decían que iba a salir adelante. Y después a los días ya no me decían nada. Ahí pensé que me tocaba. Un día me llamó mi nieta y terminé llorando una hora. Fue muy fuerte. Yo soy una persona que nunca tuve muchos problemas. Pero fue muy duro", añadió.

Temas relacionados: