Espectaculos Domingo, 14 de octubre de 2018

Pedro Saborido, un genio del guión

El "socio" de Capusotto brindará en el espacio Le Parc, una charla con la temática Sexo, Política y Malbec, junto con el reconocido dibujante Miguel Rep.

Pedro Saborido es productor, guionista y director de cine argentino de radio, teatro, cine y televisión. Con una larga trayectoria, ha adquirido popularidad y reconocimiento trabajando junto al actor, comediante y guionista Diego Capusotto y juntos forman a personajes como Pomelo, Micky Vainilla, Bombita Rodríguez, Violencia Rivas y Latino Solanas que se ven en Peter Capusotto y sus videos. Característico por su humor ácido y hasta a veces cínico, Saborido, quien fue guionista también del inolvidable Tato Bores, se presentará esta domingo a las 19 en la sala Ernesto Suárez del espacio cultural Julio Le Parc junto a Miguel Rep, en el marco de la Feria del libro.

Como si fuera un amigo de antaño, Saborido dialogó con Diario UNO por un largo rato, sólo faltó el café de por medio. En esta charla, repasó su carrera, como los comienzos con Tato Bores, su trabajo con Diego Capusotto y las diferentes caras del humor político.

"En Sexo,Política y Malbec, vamos a hablar cómo el humor es el vehículo para el planteo de temáticas sexuales, el humor picarezco. Siempre el humor es un vehículo donde aparece una forma de hablar de temas que no estamos preparados supuestamente como sociedad para hablar en serio", comenzó contando Saborido respecto de su charla en la feria del libro.

-Entonces el humor es el permiso que nos permite hablar cosas tabú...

-Por lo menos en lo cotidiano, después está el otro discurso donde uno puede hablar de penes, vaginas y esas cosas casi biologicistas, pero cuando hablamos desde otro punto cuesta hablar mucho. El humor político en diferentes épocas ha sido una forma de expresión de los sentimientos más básicos de una sociedad, pero no hago una reivindicación absoluta del humor político como herramienta, sino que hago un cuestionamiento de qué significa el humor político.

-Como un escape...

-Como una forma de impotencia, como un recurso. Todos estos temas son los que vamos a ir charlando y cómo el malbec se parece a todas estas cosas y la tensión constante. Igual el que más sabe de vinos es Rep, yo no tomo vino, soy una cosa espantosa para el mendocino (risas), cada vez que lo comento soy mirado con cierta discrepancia.

-Hace poco sacaste tu primer libro. De guionista a escritor...

-No, no me considero escritor, en realidad siento que escribo guiones como narrador en todo caso, guiones en otro formato. Nunca me sentí un escritor, me siento un narrador.

-¿Cómo fue trabajar con Tato Bores?

-Era muy joven yo, trabajaba con Omar Quiroga (humorista, guionista), no teníamos mucha conciencia, sabíamos quién era Tato obviamente, que era un groso, pero nosotros éramos unos jipones que odiaban a la televisión, es más lo sigo haciendo. Trabajar con Tato fue más la experiencia, no tanto de participar en algo que después nos dábamos cuenta que había sido importante, sino la forma en que empezamos a descubrir otro lenguaje. Tato delegaba mucho e íbamos aprendiendo cosas: la administración de su presencia en la televisión, el respeto que él tenía por lo que hacía. Era un tipo que con 30 años de carrera no hacía nada de taco, todo estaba muy pensado, era muy atento, armaba equipos, delegaba, pero no por eso se relajaba ¿Se entiende la diferencia? Lo que más me impactó de Tato fue eso, un tipo con 30 años de televisión que yo lo veía con las mismas preocupaciones y nervios de un tipo que estuviera debutando. No estaba recostado en su trayectoria, nunca lo vi especular con eso. Había mucho trabajo, mucha conciencia, muchas ganas de que a la gente le guste.

-¿Cómo es tu relación con la TV?

-¿Qué es la televisión?, es como hablar del cine ¿Qué es el cine?, es un medio en donde lamentablemente se va definiendo cada vez más por sus espantos que por sus aciertos, siempre ha sido así. Es un lugar donde muestro donde estoy yo, pero no amo al medio en sí que está construido sobre una base bastante deplorable. Pero esta parte deplorable es la que hace que exista la otra. Me gusta que me hayas preguntando sobre el odio, porque no es odio, tengo muchas contradicciones que no las tengo resueltas porque soy un ser humano. Todo el mundo te pide certezas y yo no tengo certezas. Me parece que la pereza y el confort intelectual necesitan recostarse todo el tiempo sobre certezas, y después cuando fracasan esas certezas, echarle la culpa a otro.

-¿Cómo es hacer humor en tiempos de crisis, hay más material?

-Yo no veo diferencias, tampoco veo que sea crisis, yo no veo que sea una crisis, me parece que es un ajuste que es distinto. No hay "más o menos material", eso es para determinada gente. Vos como periodista no podés estar pensando en qué momento tenés más o menos noticias, algunas serán más fáciles o no, pero vos las tenés que hacer.

-Es que la cotidianeidad está muy politizada...

-Yo creo que estaba más politizado antes, acá creo que lo que hay es más una explicación económica constante. Una acción política se hizo en los últimos años del kirchnerismo. Ahora están viendo cómo justifican un montón de cuestiones con respecto al pasado. Se cuestiona casi hasta la historia de la Argentina y se culpabiliza, creo que hay una gran sensación de echarle la culpa a la sociedad y a la gente cómo es. Siempre en los últimos 70 años, la culpa es del otro y casi siempre del peronismo. Nos están sometiendo a todos que seamos culposos de dónde estamos. La responsabilidad de vivir bien o tener un aire acondicionado, ahora debe ser pagada. Más que política, hay acción psicológica. ¿Cuál es el recorte que me garantiza que las noticias me están abarcando la realidad en su conjunto?, ninguna.

-Al hacer humor político ¿Alguna vez recibiste algún tipo de apriete?

-Nunca, jamás, porque no hago humor de actualidad hace años, eso lo dejé de hacer con Tato que hacía humor sobre la semana. Muchos dicen: "bueno hacen humor político porque todo es político" y con Diego (Capusotto) jamás agarramos un diario para hacer las cosas, que es la agenda de las redes donde aparece el chiste de los últimos dos o tres días. Por ejemplo: "inundación de memes sobre Iguacel", es más, esto lo voy a hablar durante la charla. Entonces yo no me puedo poner a compartir un espacio con 60 mil cerebros de las redes sociales que están haciendo chistes. Nosotros con Diego, intuitivamente, no nos metemos con las noticias del día, te diría que hacemos las cosas después que las metabolizamos.

Más noticias