Espectaculos Viernes, 16 de noviembre de 2018

"Nunca imaginé el éxito de La Casa de Papel", dice uno de sus directores

"Presunto culpable" es la nueva serie española que acaba de ser estrenada en Cablevisión Flow, un policial ibérico que llega tras la explosión que tuvo "La Casa de Papel", cuyo éxito era "inimaginado", según Alejandro Bazzano, director de ambas emisiones.

"La verdad es que nunca imaginé el éxito de 'La Casa de Papel'. Ni yo ni los productores, ni los otros directores ni los actores", dijo Bazzano en una entrevista con la agencia Télam.

"Si sabíamos -agregó- del alcance porque se iba a emitir por Netflix, por lo tanto, algunas decisiones de 'calidad' las tomamos pensando en eso".

Pese a la tensión del policial, "Presunto culpable" no tiene relación con la serie de los ladrones de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

La serie está rodada en un pueblo de montaña del País Vasco, con todo el encanto visual que conlleva esa región limítrofe con Francia, pero con los secretos y disputas que una sociedad cerrada mantiene.

A ese ambiente decide regresar Jon, tras el suicidio de su padre y para limpiar su nombre, acusado de haber hecho desaparecer a su novia seis años atrás.

"La intención no era marcar la violencia de género, sí que el protagonista tiene un carácter agresivo por momentos, lo cual lo transforma en un sospechoso importante de la trama" dijo Bazzano, director nacido en La Habana, con adolescencia en Uruguay y con vivencias en Buenos Aires, Chile y Madrid.

-¿A qué se debe esta explosión del thriller español?

-Este es un género que está muy de moda, que se ha dado bien en las series españolas. Aquí se han hecho series exitosas de otros géneros, como de época o médicas. Creo que cuando algo funciona, todos quieren seguir ese camino para mantener la senda del éxito.

-En "Presunto culpable" se retoma el enfrentamiento entre Montescos y Capuletos, aunque con licencias entre las familias.

-Está muy presente este drama shakesperiano, pero hay más complejidad en los personajes porque las series suelen ser más corales que las novelas, las películas y las obras de teatro; el formato te lo permite. Hay más enredos y tramas. Hay una gran cantidad de personajes con tramas que se entrecruzan.

-Jon, el protagonista, se convierte en un extranjero en su propia tierra y vive el desarraigo. ¿Algo de lo que usted quizá le pasa habiendo vivido en tantos lugares?

-Cuando uno se va de su tierra por un tiempo importante siempre te pasa de sentir que no sos de ningún lugar. Vas cambiando, de alguna manera, y se te mezclan los sentimientos. Nunca volvés a ser el mismo y al personaje le pasa eso, y lo dice. La hostilidad del pueblo lo termina de desarraigar, por decirlo de alguna manera. Son casos diferentes, pero entiendo esa parte del personaje.

-¿Por qué rodar en el País Vasco?

-La idea que tenía la productora era trabajar este policial en una región de España poco explotada. La productora había hecho una anterior en Almería, lo cual resultó muy atractivo. El entorno y el paisaje también ayudó mucho y creo que esto influyó en decidir dónde debía transcurrir "Presunto Culpable".

-¿Cómo es compartir la dirección de los capítulos con otros realizadores?

-Generalmente el director que arranca la serie es el que marca el camino a seguir. Hicimos un trabajo de preproducción para encontrar una estética e identidad propia de la serie y ahí se incorporaron los otros directores, donde definimos criterios. De todas formas, la figura que mantiene el criterio de unidad es la Producción Ejecutiva.

Más noticias