Diario Uno > Espectáculos > Murió

Murió Eduardo Polo Román, integrante de Los Chalchaleros

El músico falleció en Mar del Plata, ciudad en la que residía. Sus familiares confirmaron el deceso

Este martes murió Eduardo Polo Román, recordado por haber sido un integrante histórico de Los Chalchaleros. Sus familiares confirmaron que falleció a los 83 años en la ciudad de Mar del Plata, donde residía hace algunos años. Su llegada al grupo folclórico se produjo en 1966, con el disco En esta Samba Ausente. La causa de su deceso no fue informada, pero trascendió que su salud se vio deteriorada en los últimos meses y que no dejò de existir a causa del coronavirus.

Román nació en Cafayate, Salta, en 1937 y se destacó como miembro de Los Chalchaleros, el entrañable grupo folklórico decisivo en el boom que vivió el género en los años 60. Su ingreso a la formación liderada por Juan Carlos Saravia -quien murió el 17 de enero de este año- se produjo en 1966, cuando el grupo experimentó importantes cambios. Junto a él ingresaron Ernesto Cabeza y Pancho Figueroa.

Te puede interesar...

Los Chalchaleros - Zamba del Adios (Oficial)

Desde ese momento nunca más dejó de ser un “chalchalero” y la formación durante años fue la de Juan Carlos Saravia, Ernesto Cabeza, “Pancho” Figueroa y “Polo” Román. Incluso lo hizo hasta el retiro del grupo, en 2002. Para entonces ya Facundo Saravia (hijo de Juan Carlo) llevaba casi dos décadas en el grupo tras ocupar el sitio del fallecido Cabeza.

Después de la separación del grupo, Polo formó una nueva banda que se llamó Polo Román y Salta Trío. Esta propuesta musical nació en el año 2016 de la mano del ex chalchalero, quien sumó a Félix, Marcelo Mena y Gustavo Ciansi.

En una entrevista Román definió así su etapa en la mítica banda folclórica. “Fue lo más grande que pasó en mi vida. Tengo una familia, cuatro hijos, y eso es importantísimo y es muy lindo pero todo eso lo hice porque estaba en Los Chalchaleros. Conocí a la madre de mis hijos aquí en Mar del Plata. Y la verdad es que desde que entré a ala agrupación viví de emoción en emoción”, destacó en alguna oportunidad.

Despedida de LOS CHALCHALEROS - Teatro Coliseo (2000)

Sin embargo, también se mostró apenado por el final del grupo. “Fue muy triste. El gordo Juan Carlos (Saravia) tenía problemas de salud. El había dicho que cuando le costara subir al escenario iba a dejar de cantar. Con Facundo, que es el hijo, armamos la despedida. Recorrimos todos los lugares por los que fuimos cantando durante tantos años de carrera: América, Europa, nuestro país íntegro… En Buenos Aires hicimos 26 funciones en el Coliseo a sala llena. La gente nos quería, sentimos el afecto y el cariño de la gente. Cada vez que subía al escenario pensaba: ‘una menos. Y se va a terminar’. Personalmente me dolió el alma que termine porque fue una etapa de la vida muy linda”, contó.