Diario Uno Espectáculos

¿La mató su bulimia?

Para el mundo, Amy Winehouse se convirtió en sinónimo de talento y tragedia. La estrella del soul moría a en julio de 2011 después de una intoxicación etílica, con tan solo 27 años. Sin embargo, su hermano mayor acaba de revelar al periódico británico The Guardian que lo que realmente mató a Amy fue la bulimia.

Muchos de los problemas de la reina del soul fueron anteriores a su repentino ascenso a la fama. Amy desarrolló bulimia en su adolescencia y fue un trastorno que le persiguió durante toda su vida.

"Sufría una bulimia muy severa. No es ninguna sorpresa, no había más que mirarla. Hubiera muerto antes o después por el camino que llevaba, pero lo que la mató de verdad fue la bulimia. Terrible", afirmó Alex Winehouse durante la citada entrevista. Y proseguía: "Creo que la hizo más débil y más susceptible. Si no hubiera tenido un desorden alimentario, hubiera estado más fuerte físicamente".

Hermana pequeña

Muchos de sus abusos con el alcohol y las drogas y de su errática forma de ser están bien documentados por vídeos y fotografías. Pero para su hermano mayor, Amy será siempre su hermana pequeña.

Por ello cuando encontró entre las pertenencias de la artista un jersey que formaba parte del uniforme de la escuela de Primaria a la que Amy asistía y que había guardado durante años se convirtió en un símbolo. Un recuerdo de quién había sido ella antes de entrar en esa espiral de descontrol, antes de convertirse en una celebridad y que sus adicciones acabaran con ella.

Y de ese hallazgo fortuito nace la exposición "Amy Winehouse: un retrato familiar" abrirá sus puertas el próximo día 3 de junio en el Museo Judío de Londres.

La exposición incluirá sus efectos personales y también parte de su ropa, además de remontarse hasta los antepasados de los Winehouse hasta aquellos que emigraron desde Rusia y Polonia hasta Londres a finales del siglo XIX.

El objetivo es mostrar que la cantante "era una persona normal y nosotros una familia normal", afirma su hermano Alex y también ecómo estaba influida Amy por su arraigada identidad judía. Sus padres, Mitch y Jamis, que se divorciaron cuando Alex tenía trece años y Amy nueve, les enseñaron los rituales de su fe. Ninguno de los hermanos fue particularmente religioso cuando crecieron, pero ellos se sentían culturalmente judíos.

Amy Winehouse era reconocida por su voz y su habilidad para fusionar las clásicas melodías de soul, jazz y R&B y hacerlas atractivas para el público más joven. En su corta carrera ganó muchos premios, incluyendo seis Grammys. Su segundo álbum "Back to Black" es el disco más vendido en Reino Unido en el siglo XXI.

Fuente: ABC.es.

 Embed      

Seguir leyendo