Espectáculos
El entorno de Gusdtavo Cerati reconstruyó lo que pasó antes de que el músico sufriera el accidente cerebral.

Las horas previas al calvario

Por UNO

El sábado 16 de mayo en el Campo de Fútbol de la Universidad Simón Bolívar en Caracas (Venezuela)Gustavo Cerati sufrió un accidente cerebro vascular que tiene en vilo a todos sus seguidores.

Las horas previas a ese episodio fueron reconstruídas por su entorno profesional:

"Se lo veía bien, de buen humor... Cantó y tocó la guitarra maravillosamente... Nada podría

predecir lo que vino después", le dijo a 10Música una fuente cercana al ex líder de Soda Stereo.

El incidente de salud del músico ocurrió en camarines, cuando el músico bajó del escenario y

no a las tres de la madrugada en una discoteca local durante un confuso episodio de drogas, como en

prinicipio se informó.

A unos minutos de la madrugada venezolana, Cerati abandonó eufórico las tablas y se dirigió a

su sector personal en camarines.

Allí, cenó acompañado de todo su equipo, comentó lo espectacular que había sido el concierto

y, unos minutos más tarde, se predispuso a realizar la clásica foto con su staff.

Mientras se aprestaba a posar para la toma de rigor, su cara no era la misma, dijo uno de sus

colaboradoresa

Infobae: "Se lo notaba ofuscado, molesto, como que necesitaba estar tranquilo en otra

situación... Con ganas de irse".

Al momento que la cámara terminó de hacer clic, Gustavo le pidió a su asistente personal,

Nicolás Bernaudo, y a su mánager general Fernando Travis que lo acompañen a su compartimiento.

Una vez allí, el músico sufrió una recaída y comenzó a tener algunas convulsiones. "Fue raro

porque antes habíamos tocado en Bolivia y la altura nos había afectado. Pero este show había sido

el mejor... Espectacular. La habíamos pasado de maravilla" , comentó uno de sus músicos que prefirió

resguardar su identidad. Cerati fumaba más de un atado de cigarrillos rubios por día y solía tener

problemas de stress.

Enseguida, se llamó a una ambulancia y se lo trasladó a un nosocomio muy cercano al estadio.

En la madrugada del domingo, el autor de

De música ligera ingresaba con un cuadro de hipertensión al Centro Médico Docente La

Trinidad.

Si bien respondía a algunos estímulos, a medida que iban pasando las horas, la situación se

iba agravando y el músico mostraba trastornos para hablar y falta de movilidad en gran parte del

cuerpo (se habla de la parte izquierda como la más afectada). Finalmente y ante un cuadro cada vez

más complejo, el martes se decidió operarlo.

Las personas que se encuentran con él por estos momentos son su hermana, Laura Cerati, quien

viajó raudamente desde Buenos Aires, Travis y Bernaudo, además de su sonidista y amigo personal,

Adrián Taverna, y dos de sus músicos, Ana Álvarez Toledo y Leandro Fresco.

Fuente: Infobae, 10Música

Dejá tu comentario