Diario Uno > Espectáculos

La música y el arte de los ‘70 reviven desde hoy en Mendoza

Por Fernando G. Toledofgtoledo@diariouno.net.ar

Te puede interesar...

Los años 70 representan la oleada definitiva para la historia del rock. La música popular que copó la segunda mitad del siglo XX estableció allí, en esos 10 años (u 11, si se incluye a 1970 como “año cero”), una de sus páginas más gloriosas, merced a las numerosas bandas que cristalizaron por esos años uno de los avances más notables en su sonido, en la depuración y complejización de su música.

Tanto fue el remezón, tan brillante la colección de nombres de artistas de todo el orbe que allí dieron lo mejor de sí que aún hoy, 40 y tantos años después, sigue siendo objeto de reverencia.

La mejor prueba de ello es el ciclo que comienza hoy en la Nave Cultural de Mendoza: “Homenaje al rock de los ‘70”, que en su tercera edición crece de manera descomunal para sumar a los recitales de bandas tributo que ha ofrecido desde hace dos años en la provincia un ambicioso ciclo de charlas, proyecciones y muestras que aspiran a ir más allá de la música: quieren mostrar cómo la cultura toda se mostraba en ebullición por esos años.

Alejandro Pizarro, un arquitecto melómano y uno de los mendocinos que conoce más a fondo a los artistas destacados del rock de aquellos años, es la cabeza visible del proyecto. Es él quien en 1993, al ver un video con una entrevista a Jon Anderson (líder de Yes, banda emblema del rock progresivo setentista), entendió que esa década gloriosa representó una revolución cultural para los artistas de cualquier expresión que se dejara llevar por las propuestas que surgían como flores en primavera. “Yo en esos años era un adolescente y a lo más que aspiraba era a tener el disco que la vidriera de Galli mostraba como novedad. Los discos llegaban tarde, a veces cortados, con otras tapas, y para nosotros imaginar a los autores de esa música maravillosa era pensar en alguien muy lejano. Y la música, en esos años duros de la Argentina, era para nosotros un refugio”, rememora Pizarro. “Pero al escuchar a Anderson entendí por qué había sido posible tanta música de tan alto nivel: y es porque Inglaterra en ese entonces, así como muchas partes del mundo, estaba empapada de ese ambiente de innovación y creatividad”.

Pasado el tiempo, Pizarro, aunque jamás dejó de escuchar la música de su tiempo, entendió que “lo que dio el rock en esos años no volvió a repetirse”. Y que, de pronto, su propia provincia estaba plagada de grupos que rendían tributo, con calidad devocional, a aquellas bandas. Entonces había que reflejar eso con una propuesta de dimensiones.

“Después de sucesivos festivales de estas bandas entendí que había que reflejar no sólo la música, porque esta era sólo una parte de la revolución cultural, sino todo lo demás”, asegura Pizarro. Y por eso llegó la hora: durante poco más de tres meses, la provincia (con la Nave como epicentro) mirará con atención reflexiva y celebratoria esos años inolvidables, con recitales de bandas tributo, pero también con un ciclo de conferencias, una serie de películas emblemáticas y muestras de arte y diseño que buscan resaltar la cultura que rodeó a la música que aún hoy se admira.

Y esa música estará representada por bandas locales que se han ido sumando a los tributos: Eclipse (Pink Floyd), Yes Spirit (Yes), Cosmo’s Factory (Creedence Clearwater Revival), Kashmir (Led Zeppelin), Octopus (Deep Purple), Banda de la Roca (Almendra, Pescado Rabioso, Invisible) y Doctor Jekill (Vox Dei). Además, se sumará la prestigiosa banda porteña Genetics (ex Rael), que tributa a Genesis, y la presencia del periodista Alfredo Rosso, que hablará de la música surgida entre 1964 y 1974.