Espectaculos Martes, 18 de septiembre de 2018

Green book, la gran ganadora

El filme protagonizado por Viggo Mortensen se quedó con el premio de la gente y se apunta entre las favoritas para el Oscar

Green Book, de Peter Farrelly, se alzó con el primer premio del público People's Choice Award del Festival de Toronto, considerado un importante indicador de cara a los Oscar, mientras Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, fue la tercera preferida de los espectadores. El premio del público es el galardón más importante de la muestra canadiense, que no cuenta con una sección competitiva oficial de alto perfil como otros grandes festivales, y está dotado por un premio de 11.500 dólares. Por su parte, If Beale Street Could Talk, el primer trabajo de Barry Jenkins después de ganar el Oscar por Moonlight, obtuvo el segundo puesto del premio del público canadiense.

En la película ganadora, Mahershala Ali y Viggo Mortensen les dan vida a un refinado pianista afroamericano y a su más rudimentario chofer ítalo-estadounidense, quien lo transporta en los años '60 por el Sur de Estados Unidos en tiempos de segregación racial.

Green book debe su nombre a una guía que se publicó entre 1936 y 1966 y en la que se recomendaba a los automovilistas afroamericanos hoteles y otros lugares en los que podían parar sin tener problemas.

No sólo la película parte de una idea innovadora que revierte los estereotipos, sino que esta road movie sorprendió por partida doble debido a que su director es Peter Farrelly, quien debuta en el drama después de dirigir comedias como There's Something About Mary y Dumb and Dumber junto con su hermano Bobby.

En tanto, If Beale Street Could Talk, que quedó segunda, es un drama ambientado en Harlem en los años 70 acerca de una jovencita (Kiki Layne, una luminosa revelación) cuyo novio (Stephan James) cae preso poco antes de que ella descubra que está embarazada.

Casi medio siglo después, esta historia de abuso policial contra un miembro de la comunidad afroamericana aún resuena y también tiene serias posibilidades de colarse en las nominaciones a los Oscar.

El tercer puesto del premio del público canadiense para Roma significa otro espaldarazo para el filme de Cuarón, por el que acaba de ganar el León de Oro a la mejor película en el Festival de Venecia.

Rodada en blanco y negro, Roma marca el regreso a su México natal de Cuarón tras triunfar en Hollywood con películas como Gravedad y se basa en sus recuerdos de infancia y su amor por la empleada doméstica que cuidó de él y sus hermanos, cuando su propia familia se desmoronaba.

El premio del público canadiense basa su fama en que varias películas que lo ganaron en el pasado, como 12 años de esclavitud, Slumdog Millionaire o American Beauty levantaron la codiciada estatuilla dorada a la mejor película de la Academia de Hollywood.

Menos suerte tuvieron la también mexicana Alejandra Márquez Abella y el argentino Benjamín Naishtat, únicos latinoamericanos que competían por el premio de la sección Platform, la única competitiva del festival, con Las niñas bien y Rojo, respectivamente.

El jurado decidió entregar el premio a la taiwanesa Cities of Last Things, del malayo Wi Ding Ho.

El público de la sección Midnight Madness, en la que todas las medianoches se proyectan thrillers y películas de terror o ciencia ficción, también dio su veredicto y distinguió a The Man Who Feels No Pain, del indio Vasan Bala.

El segundo premio fue para Halloween, de David Gordon Green, en la que el personaje de Jamie Lee Curtis -protagonista de la original de John Carpenter- vuelve a enfrentarse 40 años después al sanguinario Michael Myers, y el tercero para Assassination Nation de Sam Levinson.

Mientras tanto, los amantes de la sección de documentales, en la que se pudieron ver Fahrenheit 11/9, el nuevo trabajo del siempre polémico Michael Moore sobre Donald Trump y Monrovia, Indiana, del maestro del documental de observación, el también estadounidense Frederick Wiseman, distinguió a Free Solo de E. Chai Vasarhelyi y Jimmy Chin. El film sigue de cerca a Alex Honnold, quien intenta escalar una montaña del parque nacional Yosemite sin cuerdas.

La mayoría de la prensa acreditada al festival apostaba por una victoria casi segura de A Star Is Born, que Bradley Cooper dirige y además coprotagoniza junto a Lady Gaga, como ganadora del People's Choice Award.

Pero el público de Toronto demostró una vez más tener su propio criterio. Habrá que esperar ahora a ver si éste coincide una vez más con el de la Academia de Hollywood.

Más noticias