Diario Uno Espectáculos

El actor viene este fin de semana a Mendoza para brindar un seminario de actuación frente a cámara. La voz de un tipo con experiencia

Gastón Pauls: “Si somos actores, es para que nos miren”

Por UNO

Por Ramiro Ortizortiz.ramiro@diariouno.net.ar

Seguir leyendo

¿Diez años de experiencia son motivo de pudor? Para algunas personas sí. Gastón Pauls, por ejemplo, cuando ya llevaba poco más de una década de trabajo en teatro, cine y televisión, sentía un profundo deseo de acercarse a la docencia, pero no se animaba. Consideraba insuficiente el cúmulo de conocimientos que ostentaba hasta entonces y, por lo tanto, decidió esperar. Hoy, 10 años después, por fin selanzó. “Ya con 20 años de laburo y 40 películas, algunas cosas claras tengo”, dice el actor que este fin de semana estará en Mendoza ofreciendo un seminario de expresión frente a cámara.

Coordinado por Miguel Más, el curso será el sábado y el domingo en el CICUNC (ver aparte) y está destinado a “actores, directores, profesores, productores o realizadores audiovisuales y todos aquellos interesados en profundizar sus capacidades expresivas delante de cámara”, según reza la información oficial.

Aquí, Gastón Pauls habla de su reciente incursión en la docencia, pero también de cómo distribuye su tiempo entre tantas posibilidades de trabajo. Claro, porque aparte de los seminarios que lleva a distintas ciudades de este país y otros, está dando clases en Buenos Aires y, por supuesto, actuando. Está a la espera de cuatro estrenos de películas en las que participa (una, del chileno Alejandro Jodorowsky), pero también se está por venir un ciclo de 10 entrevistas para televisión y, como si eso fuera poco, otra búsqueda riesgosa: su primera participación en una comedia musical, género al que tampoco se le había ocurrido hacerle frente, hasta ahora.

–¿Cuál es la historia detrás del “profesor Gastón Pauls”?–Empecé a dar clases hace dos meses acá en Buenos Aires. Me gusta muchísimo. Estoy muy feliz con eso. Hacía muchos años que quería hacerlo, cuando digo muchos años me refiero a 10 años. Hace 10 años todavía me daba un poco de pudor, que no tenía tanta experiencia… 10 años de experiencia me daban pudor. Hoy tengo 20 años de laburo y desde que empecé a estudiar ya van 25 años, tengo un  recorrido y frente a cámara tengo algunas cosas claras. Todavía sigo aprendiendo, pero después de 40 películas  uno en algunas cosas se “curte”. Claro, todavía sigo aprendiendo y sorprendiéndome y pifiándola, pero más o menos me manejo. Lentamente empecé a decir: “Es el momento”. Tenía ganas y sentí que si no lo hacía ahora, no lo iba a hacer más, porque uno va dejando cosas en el camino. La respuesta ha sido muy buena, se arman grupos muy grandes e interesantes y con muchas ganas de laburar, lo que me parece fundamental.

–¿Y este seminario en particular difiere mucho de tus clases?–Lo del seminario es algo que me daba vueltas en la cabeza también hace varios años. Y una amiga mía rosarina me planteó la idea de hacer uno en Rosario. Lo hice en marzo. Después de eso me llamaron de Santa Fe, de Salta, después siguió Chile, Barcelona y Lima. Y así como van apareciendo otros lugares donde voy a ir a dar este seminario, a través de Miguel Más (que es un amigo mío mendocino que

conocí hace varios años en Los Ángeles) nos propusimos armarlo ahí en Mendoza. La verdad que a mí me entusiasmó mucho ir a Mendoza, es una ciudad bellísima y tengo muchos amigos mendocinos. Así que me tentó mucho eso y también ver cómo se está desenvolviendo y desarrollando la actuación allá.

–¿Qué tiene de especial la relación del actor con la cámara?–En lugar de actuación frente a cámara hablo más de actuación con la cámara. Le quitaría un poco de peso al tema “cámara”. Para mí la actuación está primero, es la base de todo. Con la cámara hay que  hacer un trabajo muy particular, muy ambiguo, es acordarse de que está pero a la vez olvidarse de ella. Entonces mi trabajo en este punto es hablar sobre la cámara pero sin cámaras. No quiero que haya  cámaras. Quiero trabajar con los alumnos, hacerles entender que eso está presente pero a la vez no va a estar. Parece contradictorio pero no lo es. Si un actor se prepara y entiende algunos conceptos, el día que se pare frente a una cámara esos conceptos van a estar vivos y no habrá conflicto.

–¿Como un tipo de indiferencia?–Totalmente, tiene que ver con eso. Cuando uno trabaja en televisión o en cine, la cámara está siempre. Hay que entender un par de cosas básicas que tienen que ver con eso, algunos puntos y códigos.  Después de eso no hace falta que esté la cámara. Puede ser un refrigerador o un helado, es algo que nos está mirando y tenemos que entender que nos mira de dos o tres maneras y no hay más que eso. Hay que tratar de seducir a eso que nos mira, sea una cámara o una persona. Siempre va a haber alguien mirándonos.

Somos actores, dependemos de eso. Somos actores para que nos miren. A veces es una cámara, a veces un teatro lleno, a veces un solo tipo.

–¿Cómo elaborás los contenidos?, ¿combinás teoría con tu experiencia?–Mi base de enseñanza surge de una experiencia muy concreta que tengo, que es que los actores, como las personas, somos todos distintos.

Cada uno ve la realidad de una manera distinta y, por ende, cada uno la expresa de una manera distinta. Estamos en una sociedad que en general nos prepara para ser todos más o menos parecidos y funcionales. Pero me parece mucho más creativo ayudar a los alumnos a que encuentren su propia manera de ver y decir las cosas. En eso me baso, no quiero imponer nada, sino tratar de ayudarlos a descubrir su propia manera de expresarse.

–¿Cuáles fueron tus aprendizajes más valiosos?–Lo más atractivo que yo aprendí en estos 20 años de laburo es nutrirse de la experiencia del otro. Pepe Soriano, Héctor Alterio, Federico Luppi, Darín, con cualquiera de ellos que  compartí un escenario o una escena me transmitían sus experiencias, sus maneras de ver las cosas. A partir de eso, mezclado con mis experiencias como alumno, cuando estudié con Carlos Gandolfo o con Julio Chávez, empecé a armar una especie de recorrido para estas 10 horas de seminario. Y es algo vivo, si al rato veo que el grupo está pidiendo otra cosa, puedo moverlo para otro lado. Tengo algo armado en base a mi concepción de este trabajo y mi experiencia en el medio, pero insisto, no es algo rígido. Yo también aprendo de los alumnos.

Proyectos que vienen

–¿Cuándo volvés a la televisión?–Estoy esperando que se estrene un ciclo de entrevistas que hice que se llama Dos solos. Son entrevistas que les hice a Fito, a Echarri, a Natalia Oreiro, a Mollo, a Campanella, a Pergolini, a Capusotto, a Fabiana Cantilo, al Kun Agüero, a Maradona, a Diego Torres, a Vilas y uno más creo. Es un ciclo divino y se va a estrenar por televisión digital.

–¿Algo en teatro?–Estoy empezando a ensayar una comedia musical, con Ricky Pashkus. Somos Tomás Fonzi y yo. Es una comedia musical basada en una novela de Osvaldo Bazán que se llama Y un día Nico se fue. Es una historia de una pareja gay, desde que se conocen hasta que se separan, con música de Ale Sergi, de Miranda, y es muy divertida. Una comedia muy interesante, me gustó y se va a estrenar en octubre.

–¿Habías hecho una comedia musical antes?–No. Pero la verdad que justamente por eso me atrajo. En ese sentido me atrae mucho ir hacia lugares riesgosos en mi vida. Me agota la comodidad, me agota la seguridad. Prefiero tirarme a piletas que desconozco, que…

–Que no sabés cuánta agua tienen…–Sí, veo que hay agua, eso sí. Después, si da para nadar… no lo sé. Pero uno en esta situación no se va a quebrar una gamba. De última te pegás un golpecito y seguís adelante. Pero la verdad que la comedia está buena, hace tiempo que quería laburar con Ricky y esta obra es redondita, una historia de amor muy linda.

Seminario

  • El seminario de expresión para cámara se realizará durante dos días: sábado 29, de 16 a 21, y domingo 30 de junio, de 11 a 16, en el CICUNC (Ciudad Universitaria).
  • Inscripciones: hasta el 28 de junio, de 11 a 13.30, en el Ministerio de Cultura (Gutiérrez y España, Ciudad).
  • El costo del seminario para quienes se anoten como “activos” es de $500. Para quienes se inscriban como “oyentes” es de $350.
  • Informes al 155737197.