Espectaculos Jueves, 4 de octubre de 2018

Estreno: ¡Ro-Ro-Ro-Rodrigo carajo!

Uno de los estrenos de la semana es "El Potro", es dirigida por Lorena Muñoz que también realizó películas como la de Gilda. En este caso contará la historia de Rodrigo Bueno.

El film argentino es protagonizado por Rodrigo Romero, Florencia Peña, Fernán Mirás, Daniel Aráoz, Jimena Barón, Malena Sánchez, Diego Cremonesi.

"Para mí el ejemplo más maravilloso de que él es un ídolo popular es que todo un país cantó Soy cordobés". Así lo afirmó la directora Lorena Muñoz al referirse a Rodrigo sobre su película El Potro, lo mejor del amor, que se estrena hoy en todo el país. La realizadora fue también responsable de Gilda, no me arrepiento de este amor y de Soy del pueblo, una serie de 27 documentales dedicados a artistas como Carlos Gardel, Osvaldo Pugliese, Tita Merello, Niní Marshall y Alberto Olmedo, entre muchos otros.

Contó como fue el proceso de rodar este filme protagonizado por el debutante Rodrigo Romero, para quien esta experiencia fue "un descubrimiento que hice día a día, ya sea la parte actoral y lo que es la parte musical, ya que tampoco soy cantante y en la película me toca cantar a mí. La realidad es que quiero estudiar actuación, canto, quiero perfeccionarme si puedo vivir del arte. Aparte dicen las malas lenguas que soy un artista", bromeó y añadió: "En el momento de la peli estaba laburando en la construcción. Pero la realidad es que he trabajado toda la vida de lo que había. Trabajé de todo, en una verdulería, en un frigorífico de pollos, en el ámbito de la construcción, desde albañilería hasta plomería. Hoy me toca trabajar de actor y es lo mismo: hay que laburar".

La película, en la que también trabajan Florencia Peña, Fernán Mirás, Jimena Barón y Daniel Aráoz, recorre la vida del músico y cantante cordobés que, según Muñoz, "aportó a la cultura y la tradición cordobesa, e hizo que trascendiera las fronteras de la provincia".

-¿Cómo surgió el proyecto?

-Es un proyecto para el que me convocó el productor y me propuso que me encargara del guión y la dirección. De todas formas a Rodrigo lo amo y ya había hecho hace unos seis años un pequeño documental para el programa Soy del pueblo para canal Encuentro. Fueron 27 biografías documentales entre los que está Gilda también. Ya había investigado bastante, entrevisté a mucha gente, viajé a Córdoba, me entrevisté con los tíos, con amigos, con Ramiro, el hijo, con Patricia Pacheco, la madre de Ramiro.

-¿Tuviste el aval de la familia?

-El aval lo tuvo Fernando Blanco como productor en cuanto a los derechos, que son del hijo, Ramiro Pacheco Bueno, el único heredero, y llegaron a un acuerdo y le cedió los derechos a Fernando. Eso es previo a mi incorporación, que fue distinto a lo que me pasó con Gilda, que participé de todo ese proceso. Y con Betty (Beatriz Olave, madre de Rodrigo) nos reunimos como tres horas en Córdoba. Para mí fue hermoso, cantó una canción, es una gran compositora. En la película intentamos retratarla un poco con la sensación que tuvimos, como una leona, una madre de esas.

-¿Cómo fue la relación con Ramiro, el hijo de Rodrigo?

—Con Ramiro siempre estuvimos de acuerdo. Ramiro leyó el guión, vio la película, y esa es la mejor parte de todo, cuando el hijo ve la película y te dice que está contento, que está feliz con el resultado, que agradece y me dijo que me quería. Para mí es un sol, tiene un corazón enorme. Me daba mucha responsabilidad lo que él pudiera opinar, sobre todo porque siempre me pongo en el lugar de la persona a la que estoy retratando, tanto con Gilda como con Rodrigo. Lo último que quería era lastimar a Ramiro. Cuando uno trabaja sobre biografías está trabajando sobre cosas muy íntimas, muy delicadas Se vuelve a remover todo, y es una historia que tiene un final trágico y el hijo además participa de ese accidente. Es muy terrible y muy doloroso, pero hay momentos hermosos.

-¿Qué período abarca la cinta?

-Más o menos desde los 17 hasta los 27 años. Es un relato cronológico que se basa en aspectos íntimos, en el detrás de escena, cómo vivía él lo que le estaba pasando. Te diría que lo que menos me interesa es mostrarlo en el escenario. Obviamente que pasamos por esa situación porque me parece que es lo que todo el mundo conoce. Es una historia cronológica, hasta la salida del camarín al recital de los 13 Luna Park, como boxeador. Yo amo profundamente Toro Salvaje, así que quise citar eso que es maravilloso, como también Leonardo Favio con Gatica. Y Rodrigo tuvo esos 13 Luna Park, que fue una enormidad y me parecía importante como ícono y lo trabajamos mucho en el guión y en la película.

Género: Drama

Calificación: Apta para mayores de 16 años

Duración: 122 min.