Diario Uno > Espectáculos

El primero en Rivadavia Canta al País

Hoy el Este mendocino abre sus puertas a la música con la XXIV edición del Festival Rivadavia Cantaal País. La atracción principal de esta noche estará dirigida hacia la voz cruzdelejeña del gran

cantor Jairo, quien debuta en este encuentro musical mendocino.

Te puede interesar...

Además, estarán presentes Estela Raval, Brisas de Cuyo y el Dúo Walsan, entre otros artistas.

El festival se extenderá durante cuatro jornadas entre hoy y el 31. Así visitarán el Complejo

Deportivo Municipal artistas de gran jerarquía como Soledad, Jorge Rojas y el Chaqueño Palavecino.

Para esta ocasión desde la organización aclararon que la idea es "revalorizar a los músicos

locales y provinciales", por eso es que también dirán "presente" varios exponentes del folclore

mendocino, como Los Trovadores de Cuyo, Orozco-Barrientos, Juanita Vera, Los Cerrillanos,

Cacace-Aliaga, Andrés Iacopini y el experimentado cantante puntano Juanón Lucero.

En entrevista exclusiva con Escenario, Jairo habló de su reciente disco Los enamorados,

editado hace apenas un mes, contó el momento actual por el que pasa su carrera y adelantó detalles

sobre sus proyectos y la alegría que le produce volver a cantar en Mendoza.

–Después de recorrer varios escenarios durante este mes (Jesús María, Santa Fe, Carlos Paz,

Cosquín, Mar del Plata, Pinamar), ¿con qué expectativas y con qué fuerzas llegás a Rivadavia Canta

al País?

–Nosotros trabajamos mucho, así que te imaginarás que estamos acostumbrados al ajetreo y a

los kilómetros en micro. De cualquier modo, llego de la mejor manera. Hace bastante que no vamos

para Mendoza y la verdad es que estoy encantado de venir a Rivadavia y espero que a la gente le

guste el espectáculo. Llevamos un show muy trabajado, que es una mezcla del disco nuevo Los

enamorados, que salió hace más o menos un mes, y otras canciones, manteniendo siempre una

coherencia conceptual con los contenidos. El show ya lo hemos hecho en Pinamar y Mar del Plata y la

gente lo ha recibido de maravilla.

–¿Cómo recibió el público los temas de tu último disco?

–Estoy muy conforme con la manera que arrancó Los enamorados, es un disco que tiene larga

vida. Tiene cuatro o cinco canciones con un impacto inmediato. Eso lo he notado en las actuaciones,

cuando termino un tema y la gente grita y aplaude a rabiar. Por ejemplo, en Carpintería José la

gente la aplaude como si fuera una canción muy conocida y ha salido a la luz hace menos de un mes.

Eso me da la pauta de que es un buen disco, es la prueba que necesitaba, ya que es el público el

que tiene la última palabra.

–¿Vas a hacer canciones de tu disco Criollo, anterior a éste?

–Sí, seguro, porque siempre canto algo de folclore. Seguramente voy a cantar alguna canción

de Yupanqui y de Tejada vamos a hacer el tema Regreso a la tonada. Esa canción de Tejada y Tito

Francia siempre la cantamos porque me parece una de las más musicales. Aparte de los versos de

Tejada, que son magníficos, la música de Francia es una maravilla. Es un placer cantar esa canción,

los músicos me han comentado que para ellos es hermoso tocarla, porque se arma una linda química

entre la guitarra y el piano y esa conjunción no sabés cómo suena, una amalgama muy bonita de

sonidos, es preciosa.

–¿Cómo estás en este momento de tu carrera, tras publicar dos discos recientemente?

–Estoy muy bien. Tenemos planes "para hacer dulce". En realidad, ya tenemos concretadas

varias cosas que van a ir publicándose poco a poco. En octubre va a salir un DVD de un disco en

vivo grabado en el teatro Américo Zalazar de San José, en Costa Rica, junto a la orquesta sinfónica

nacional de ese país, porque para esa fecha se cumplen 40 años del día que grabé mi primer disco en

España, así que es una manera de conmemorar esa fecha. Y hoy la verdad es que estoy muy conforme

con la manera que arrancó el último disco, pero también Criollo, que por suerte fue muy elogiado.

–¿Con qué se van a encontrar los mendocinos hoy sobre el escenario que pisás por primera vez?–Para mí es un placer cantar en Mendoza y hacerlo en un festival como el de Rivadavia por

primera vez, con todo lo que eso significa. Es una sensación preciosa para un músico debutar en un

escenario, porque te ponés un poquito más nervioso, al menos hasta que estás instalado, y ves cómo

funciona la cosa. Pero estamos muy contentos. Me gustaría invitar a que vengan y escuchen temas de

los últimos discos y mis clásicos de siempre.