Espectaculos Viernes, 19 de octubre de 2018

De la mano de un mendocino Los Redondos tienen su versión sinfónica

La propuesta de Mario Esteban llegó a Buenos Aires, donde se presentará este sábado y el próximo 9 de noviembre.

Con el título de "Un Concierto Redondo - Homenaje Sinfónico a Patricio Rey", una orquesta sinfónica versionará en un espectáculo la música de la célebre banda que lideraron el Indio Solari y Skay Beilinson.

El espectáculo, que incluye versiones de "Jijiji" y "La bestia pop" entre otros clásicos ricoteros, subirá a escena en Buenos Aires este sábado a las 21:00 en la sala ND Teatro, ubicada en Paraguay 918, y volverá a ese escenario el viernes 9 de noviembre a la misma hora.

Estrenado hace unos años en Mar del Plata y luego repetido en Mendoza y otros puntos del país, el espectáculo está a cargo de La Sinfónica Rock, una orquesta de música académica dirigida por el mendocino Mario Esteban que en su repertorio recrea clásicos del pop y del rock.

La propuesta cuenta con una orquesta de cuerdas, coro mixto, piano y solistas vocales, con diferentes combinaciones.

"El rock está definido básicamente por lo eléctrico y por el contexto social en el que está enmarcado un concierto. Cuando vos lo desenchufás, le sacás los instrumentos propios del rock, lo situás en un contexto más contemplativo como ser un teatro donde están todos sentados, y lo tocás con instrumentos antiguos y puramente acústicos, lo que pasa ahí es que queda en relieve la música pura y se convierte en un elemento artístico desprovisto del contexto rock", explicó Mario Esteban a NA.

Según el director y arreglador, en este espectáculo "es como que lo desnudamos, le sacamos toda la cosmética del sonido, y cuando desnudamos la música de los Redondos, cuando la descontextualizamos por completo, logramos un resultado muy exótico".

"Spinetta sinfónico no está tan lejos, Cerati sinfónico está un poco más lejos pero no tanto, pero lo de los Redondos es tan crudo que al descontextualizarlo queda un producto tan exótico como atractivo", consideró el músico.

"Cuando me puse a desentrañar todo esto y ver en las partituras cómo son las melodías, como músico académico me asombré por la calidad compositiva que tienen", explicó.

Mario Esteban no conoce personalmente a los ex Redondos y desconoce si alguna vez escucharon sus versiones sinfónicas, aunque admite que para él "estaría buenísimo tener un ok, un pulgar arriba del Indio o de Skay".

"Como esto es un homenaje, cuando el homenaje llega y tenés una buena devolución, es muy lindo", dijo el músico, quien coincide con aquellos que piensan que si Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota alguna vez se reunieran -como sueñan sus fánaticos- "se cansarían de llenar funciones en River o donde se les ocurra".

"Hay una cosa cercana a la adicción con los recitales de los Redondos", celebró al destacar la fidelidad del público y la vigencia de la obra del grupo, inclusive por encima de las posteriores carreras solistas de sus líderes.

Más noticias