Espectáculos
Desde hoy, cuatro funciones del espectáculo de gala del Bicentenario tendrán lugar en nuestra sala mayor a las 21.30. Junto a Hernán Piquín, Cecilia Figaredo llevarán adelante los ballets Oda para un inmigrante, con coreografía de Alejandro Pare

Ballet de primera en el Independencia

Por UNO

Formada bajo la rigurosa mirada de la gran Lidia Segni y con 15 años de maduración como partenairede Julio Bocca en los grandes teatros del planeta, Cecilia Figaredo goza hoy del privilegio de ser

una de las bailarinas más reconocidas de nuestro país. Su grácil figura ha sido admirada en el

ámbito de la danza internacional y desde hoy hasta el jueves 27 protagonizará las veladas de gala

programadas por el teatro Independencia como celebración del Bicentenario. Su pareja será Hernán

Piquín, otro bailarín nacional de renombre mundial, y juntos llevarán adelante los ballets

Oda para un inmigrante, con coreografía de Alejandro Parente, y

Estancia, del compositor Alberto Ginastera, con coreografía de Rubén Chayán.

Las cuatro funciones de este espectáculo tendrán lugar en nuestra sala mayor a las 21.30, y

allí esta destacada pareja estará acompañada por 40 bailarines locales y la Orquesta Filarmónica de

Mendoza, bajo la dirección de Ligia Amadio. La dirección coreográfica estará en manos del maestro

Rubén Chayán y las locales Marta Lértora y Cristina Hidalgo.

Cecilia Figaredo ya palpita el Bicentenario desde hace días en Buenos Aires y la oportunidad

de festejarlo en Mendoza la motiva hasta la ansiedad. Así lo expresó la propia artista en esta

entrevista con Escenario.

–¿Estás preparada para las veladas de gala del Bicentenario?

–Estoy con mucha expectativa y muchas ganas, porque son festejos muy especiales, y poder

participar y estar a través de lo que uno hace es muy importante. Para mí es un orgullo y un gusto.

En Buenos Aires hay muchos preparativos, se armó un escenario gigante a lo largo de la avenida 9 de

Julio. Yo me la voy a perder porque voy a estar festejando en Mendoza. Son cuatro funciones pero no

es mucho, porque estamos acostumbrados. El máximo que he hecho de funciones corridas fueron siete,

así que cuatro está bien, se aguanta.

–¿El repertorio de baile es plenamente argentino?

–Sí. Se hace Estancia, la obra de Ginastera, que es una maravilla. Bueno, Ginastera es uno de

mis favoritos. Y después, por lo menos en las partes que participamos Hernán (Piquín) y yo, hay

tangos de Piazzolla, que es algo que a mí siempre me apasionó y me gusta porque es nuestra música.

Ésa es la idea de la noche, que sea todo con música bien argentina.

Bailar a Ginastera

–¿Qué tiene de nuevo esta coreografía de Estancia?

–La original se hizo hace muchos años y ésta que bailaremos nosotros está renovada y

adaptada. Además que se hace con bailarines de Mendoza. Hernán y yo somos la pareja principal, pero

todo el resto de la compañía es de allí, así que eso también lo hace más lindo e interesante. Para

mí, compartir una función con bailarines de la provincia siempre es un gusto y un intercambio que

está bueno. Y las coreografías de tango las hizo Alejandro Parente, que es el primer bailarín del

teatro Colón, y a quien ya han visto en Mendoza varias veces.

–¿Tiene alguna veta contemporánea o es todo ballet clásico?

–Todo es con técnica clásica, en puntas de pie. Nada contemporáneo.

–¿Cómo se sienten con tantas obras argentinas, siendo que es poco usual dentro del repertorio

de ballet?

–Sí, es poco usual, pero Ginastera tiene una fuerza impresionante. Yo como bailarina me

caracterizo por eso y mi gusto personal se inclina a cosas de carácter. Ginastera tiene mucho

romanticismo y la verdad es que siendo un gran compositor no hay muchos ballets con su música. Yo

he escuchado mucho a Ginastera pero va a ser la primera vez que lo voy a bailar, así que tengo

bastante expectativa. Es un desafío, una nueva experiencia y algo más que sumo a mi repertorio, así

que me encanta.

–¿La orquesta en vivo le da un toque especial?

–Por supuesto, para un bailarín bailar cuando la orquesta está tocando en vivo es otro

sentimiento. La música te atraviesa mucho más profundamente que cuando es una pista grabada. La

música en vivo tiene otra sensibilidad para el bailarín, y si pudiera elegir, siempre elegiría

bailar con música en vivo. Y si es con una orquesta grande, más todavía. Tiene otro sentimiento, la

música impacta de otra manera.

–Además aparece la conexión con el director...

–Totalmente, el director mira a los bailarines y nosotros también a él. Estamos conectados,

es como una fusión.

La conexión con Piquín

–¿Con Hernán Piquín también hay una especie de fusión?

–Venimos trabajando juntos desde siempre, desde que éramos chicos. Hicimos la escuela del

Colón juntos y después, por suerte, hemos seguido profesionalmente bailando juntos en los

escenarios del mundo entero. Hemos recorrido el mundo juntos.

–Se conocen de memoria...

–Sí, de memoria. Con mirarnos ya entendemos dónde estamos parados. Tenemos una conexión muy

intensa y me siento más que cómoda bailando con él. Logramos sentir que el cuerpo de los dos sea un

solo cuerpo y eso ayuda mucho a la comodidad en la danza. Si uno se siente cómodo puede disfrutar

de lo que está bailando y además transmitírselo al público. Para mí es indispensable poder llegar

al público de esa manera, traspasar la platea y que la gente pueda sentir lo que uno está sintiendo

arriba del escenario. Dejar el corazón ahí y que a la gente le llegue.

Funciones: desde hoy hasta el jueves a las 21.30, en el teatro Independencia (Chile y Espejo,

Ciudad). Intérpretes: Hernán Piquín, Cecilia Figaredo, la OFM y 40 bailarines locales.

Las entradas para esta excepcional velada de gala se obtendrán en la boletería del

teatro donando una caja de leche, agua o alimentos imperecederos. Lo recaudado en las funciones de

este espectáculo, otra producción propia del Independencia, se donará al Banco de Alimentos de la

provincia. El carácter solidario de la propuesta es una iniciativa de la Secretaría de Cultura

provincial.

La biografía de una grande en el escenario

Cecilia Figaredo tiene 36 años y una carrera envidiable dentro del ballet clásico nacional.

Su innegable talento y disciplina se conjugaron con la posibilidad de ser seguida de cerca por

artistas como Lidia Segni y el propio Julio Bocca, a quien luego acompañó durante más de 15 años.

"Empecé en la Escuela Nacional de Danzas, después en la Escuela del teatro Colón y trabajé

mucho en forma particular con Lidia Segni, quien fue mi maestra. Ella fue la que me ayudó a

formarme como profesional en esta carrera, gracias a ella pasé de ser una estudiante a una

profesional. Las enseñanzas de Lidia fueron importantísimas en mi carrera. Después entré al Ballet

Argentino, de Julio Bocca, y estuve ahí durante 20 años", repasó Cecilia.

"En ese período fui partenaire de Julio durante 15 años, así que mi formación más grande fue

ésa, porque fue cuando pisé todos los grandes escenarios del mundo. Esa experiencia te hace crecer

y fortalecer mucho; cuando a más escenarios subís, más vas madurando como artista. Gracias a Dios a

mí me tocó esa posibilidad y traté de sacarle el mayor provecho. Actualmente no estoy en ninguna

compañía, trabajo de manera independiente y voy tomando los proyectos que me interesan", concluyó.

 Embed      
Cecilia sigue siendo figura central de importantes espectáculos de ballet. Luego de las funciones en Mendoza, la bailarina tiene previsto un espectáculo en Paraná.
Cecilia sigue siendo figura central de importantes espectáculos de ballet. Luego de las funciones en Mendoza, la bailarina tiene previsto un espectáculo en Paraná.
 Embed      
Piquín y Figaredo bailan juntos desde niños y se nota en el escenario.
Piquín y Figaredo bailan juntos desde niños y se nota en el escenario.
 Embed      
Figaredo sigue siendo figura central de importantes espectáculos de ballet.
Figaredo sigue siendo figura central de importantes espectáculos de ballet.
 Embed      
Piquín y Figaredo bailan juntos desde niños y se nota en el escenario.
Piquín y Figaredo bailan juntos desde niños y se nota en el escenario.

Dejá tu comentario