Diario Uno Espectáculos
  

Sus anécdotas con Hollywood

Alejandro Wiebe, más conocido como Marley, no sólo es uno de los conductores más famosos y renombrados de la Argentina, también es de público conocimiento la amistad que mantiene con varias celebridades de Hollywood. Con su característico humor y simpatía, el presentador contó varias anécdotas que vivió junto a las estrellas.

"Hay cosas insólitas. Madonna tirándose arriba encima de mí para hacer yoga relajadísima. En la década del '90, fui a Puerto Rico a buscarla y su manager me dijo que me habían confundido con su novio. A ella le dio tanta gracia que me invitó a seguir la gira a Las Vegas, Londres y más", recordó, entre risas, en diálogo con Clarín.

Luego, recordó una una experiencia con un famoso cantante que ya falleció. "Cuando trabajaba en Canal 13, un día me dicen: 'En dos horas tenés que irte a Rusia'. No tenía la valija armada, pero le habían avisado a mamá que la hiciera y la mandara al aeropuerto. Me fui, y seguí a Jackson hasta por una juguetería. Veinticuatro horas de seguimiento. En el show llovía a cántaros y hasta el manager pasaba el trapo de piso para que Michael no resbalara, pero él seguía bailando como loco en la lluvia. Era frágil, daba pena entrevistarlo. Niño atrapado en cuerpo de grande", declaró.

Y entre los artistas a los que se cruzó, no faltó Arnold Schwarzenegger: "Lo estaba entrevistando en Los Ángeles. Creo que era el año 1995. El cable del micrófono estaba enganchado debajo de la mesa y con mi torpeza de siempre, vino entonces el blooper: tiré del cable y le tiré encima la mesa al grandote. Una escena increíble. El tipo no podía creer mi brutalidad. Siempre dejo el sello. Me pasan accidentes en el momento menos indicado", expresó.

Más tarde, confesó que una rubia que es éxito en taquilla resaltó la belleza masculina de nuestro país. "Como en una época yo hacía muchas notas en Hollywood, ya muchos me conocían. Recuerdo estar en una fiesta de la película 'Misión Imposible', en Los Ángeles, junto a Jodie Foster, Nicole Kidman y Tom Cruise, y me la pasé hablando con Cameron Díaz. Hablamos toda la noche. Chusmeábamos de la diferencia de altura entre Nicole, altísima, y él. Renée Zellweger me hablaba maravillas de los hombres argentinos", manifestó.

Finalmente, se refirió al cantante mexicano que enamora a toda la platea femenina del mundo. "A Luis Miguel lo conocí en 1993, siguiéndolo por todo Buenos Aires. Épocas en que yo seguía a las estrellas sin dormir. Me obsesionaba mi trabajo. Después compartí charlas y fiestas en puntos como Nueva York, Los Ángeles, México, Mónaco, España, Miami y tantos lugares más. Cada vez que llega al país, me llama y soy una especie de guía turístico para él. Jugamos a tomar tequila que trae él y yo termino sin saber ya quién es Luis Miguel. Son encuentros desopilantes", resumió.

Fuente: minutouno.com

 Embed      

Seguir leyendo