Protagonistas

A los 69 años, Pelusa se convirtió en la bicicletera más popular de Dorrego

Desde hace casi dos décadas, Ana María Quinteros está al frente de una bicicletería de barrio de esas que escasean, pese al auge de estos rodados y la extensión de ciclovías. Aquí, su lugar en el mundo

En su casa de infancia nunca faltó la bicicleta. Recuerda cuando su marido le regaló una Aurora apenas se casaron, muy jovencitos los dos y ella embarazada. Hace un tiempo dejó de andar en bici debido a su avanzada edad, pero no descarta volver a subirse a una. Y eso que Pelusa, a punto de cumplir 70 años, lleva casi dos décadas al frente de una bicicletería de barrio que es la más popular y requerida de Dorrego, en Guaymallén.

Rayos Bike es la casa de arreglos de bicis que tiene Ana María Quinteros -mejor conocida como Pelusa- y no hay usuario de estos rodados en la zona que alguna vez no haya disfrutado de sus servicios.

Pelusa se metió de grande en el rubro de las bicicletas, sin tener idea de qué se trataba. "Yo sólo sabía andar en bici, no tenía idea ni qué era un tornillo", confirma entre risas. Se animó con la compañía de uno de sus hijos, invirtió todos sus ahorros en el negocio y hoy, pese a las dificultades para sostener el local abierto, no se arrepiente en absoluto.

Pelusa bicicletera.jpeg
Pelusa, la bicicletera.

Pelusa, la bicicletera.

"La bicicletería es mi forma de vida, me mantiene activa", confiesa Pelusa, quien todas las mañanas se pinta los labios y arregla su corto cabello rojizo para tomarse el micro que la lleva hasta su local. Es que ella es muy coqueta y, pese a estar en contacto con cubiertas y piñones, "nunca me vas a encontrar atendiendo así nomás".

Lo de Pelusa es la atención al público. Reconoce que no podría arreglar sola una bicicleta, más que inflar las ruedas. "Al principio me quería morir, no entendía nada del tema; después fui aprendiendo, sobre todo cuando mi hijo me dejó sola a cargo de todo porque se dedicó a otra cosa", revela quien cuenta con un equipo de técnicos que hacen los trabajos solicitados por clientes que van al lugar gracias a ella.

Una oportunidad en tiempos de crisis

Y advierte que de la decena de talleres de bici que había en el barrio, ha quedado ella sola. Ubicada en un punto estratégico de Dorrego, la bicicletera es optimista y cree que la actual crisis económica hará que el movimiento de ciclistas repunte.

"En estos casi 20 años desde que estoy acá, han habido muchísimas bicicleterías, a pocas cuadras nomás; pero en este último tiempo han cerrado varias, no es fácil mantener el negocio", advierte Pelusa en referencia a la carga impositiva, los gastos en servicios y el alquiler del local -como es su caso- que hay que afrontar para un comercio donde "manejamos precios bajos, se les pinchó una rueda y no podés cobrar cualquier cosa para arreglarla".

En este contexto, la bicicletera aclara que ella no vive exclusivamente de este negocio. "Tengo otra entrada, soy jubilada y pensionada; es difícil vivir solamente de un taller de bicicletas", afirma Pelusa, quien en los últimos tiempos se ha reinventado para ofrecer servicios que vayan más allá de los arreglos típicos de cubiertas, frenos, cadena o piñones.

Pelusa bicicletera3.jpeg
Pelusa cumplirá 70 años en junio, tiene cinco hijos y siete nietos. Hace tres años quedó viuda. La bicicletería es su lugar en el mundo.

Pelusa cumplirá 70 años en junio, tiene cinco hijos y siete nietos. Hace tres años quedó viuda. La bicicletería es su lugar en el mundo.

Sus años de trayectoria la avalan para asegurar que Mendoza es un lugar muy bicicletero, "se usa mucho la bici y hay muchas ciclovías, el mendocino es de andar en bici". Sin embargo, considera que l a gente no cuida el rodado como debiera hacerlo. "No toma conciencia de que hay que atenderlo y hacerle un mantenimiento como le hacés a un auto porque si no se te viene abajo", dice y recomienda, por ejemplo, "colocar líquido a las cámaras para que no se resequen o arreglar pinchaduras y no inflarlas y seguir andando porque hacés un daño más grande".

Es por ello que en la crisis económica que atraviesa el país, ve una salida para mejorar el panorama de los mecánicos de bicicletas. "Con el aumento de la nafta y esas cosas, vas a ver que la gente optará aún más por moverse en bici; y con los precios carísimos que tienen las bicis nuevas, están empezando a cuidar mejor las bicis que tienen", sostiene Pelusa, quien siempre ha vivido en Guaymallén.

El boom de las bicis recicladas

Ana María Quinteros, Pelusa como más le gusta que la llamen, ha ido renovando su taller y hoy se destaca por el reciclado de bicis usadas.

"Hay días que tenemos 10 bicicletas para arreglar, otros días ninguna y aprovechamos para reparar bicis viejas y dejarlas como nuevas para venderlas", nos cuenta la mujer.

Sobre todo en el rubro infantil se da cada vez con mayor frecuencia la venta de bicis renovadas. "Para los niños casi no se compran nuevas porque ahora están carísimas y en poco tiempo les quedan chicas, entonces la gente prefiere comprar bicis usadas que dejamos como nuevas", explica Pelusa, quien recibe muchas ofertas para comprar bicis con uso en perfecto estado, más en tiempos de ajustes en los bolsillos.

La bicicletera remarca que tiene una clientela fiel y que su permanencia se debe a la calidad de atención y a la recomendación del boca en boca. "Parece que sí, que soy muy conocida en la zona, viene gente de otros departamentos también", dice y confiesa que lo que más disfruta de sus horas en el local es "charlar y tomar mates con mis vecinos y con mis clientes".

Pelusa bicicletera4.jpeg
La bicicletera posa en el frente de su taller de bicicletas, ubicado en Dorrego, Guaymallén.

La bicicletera posa en el frente de su taller de bicicletas, ubicado en Dorrego, Guaymallén.

Antes de despedirse expone su amor por las bicicletas, en busca de contagiar a quienes aún no experimentan las bondades de su uso.

"La bici le hace bien a uno y al medio ambiente, es sano, saludable y ayuda al ahorro del hogar; hay que utilizarla bien, con todos los elementos de prevención, con casco, luces y en perfectas condiciones para que andar en bici sea un disfrute y no traiga ningún dolor de cabeza", concluye.

TE PUEDE INTERESAR: Rivadavia eligió a Florencia Lagos como reina de la Vendimia tras el show "Mujer de Vendimias"

Temas relacionados: