Diario Uno > Economía > tarjetas

Tarjetas robadas: el comercio on line se convirtió en una mina de oro para estafadores

Con miles de millones de usuarios usando a diario los dispositivos electrónicos, se disparó la exposición de los datos personales

Con miles de millones de usuarios usando a diario y en forma permanente los dispositivos electrónicos, se disparó la exposición de los datos personales. Las plataformas digitales se convirtieron en una mina de oro para los cibercriminales y estafadores.

Así podemos encontrar al sitio Joker´s Stash, la tienda de venta de datos de tarjetas de crédito robadas más famosa y exitosa en la dark web.

Te puede interesar...

Tan solo en 2020 gestionó más del 40% de todos los datos de tarjetas bancarias robadas que se ofrecen y comercializan en mercados clandestinos. Extraoficialmente, se calcula que lleva ganados más de mil millones de dólares a través de esta práctica ilegal.

Sin embargo, tras 7 años de actividad, el mayor mercado negro de tarjetas en línea anuncia su cierre para el 15 de febrero de 2021.

En los últimos meses, con semejante volumen de negocio y tremenda visibilidad, la Interpol y el FBI le habrían intervenido los servidores proxy utilizados para administrar los dominios de Joker´s ocasionando una breve interrupción de la actividad.

Sumado a este revés, el sitio sufrió una disminución en el volumen de datos robados que ofrecía ilegalmente tras el contagio de COVID-19 de su administrador.

Esto produjo quejas y reclamos por parte de sus clientes haciendo conocer su disconformidad y la dificultad que suponía adquirir la información e instrumentos financieros para cometer fraudes e infringir la ley.

Tal y como si se tratara de un portal legal, oficial y que los entes reguladores y el público en general demandara calidad de servicio.

La decisión de cerrar un negocio tan lucrativo podría estar vinculada al aumento de valor de Bitcoin, que en los últimos días superó los U$S 40.000.

Desde sus inicios, Joker´s Stash declaró que su patrimonio es preservado en criptomonedas, lo que definitivamente coloca al administrador del sitio, quien permanece en total anonimato gracias a la internet no indexada, entre los ciberdelincuentes más ricos del planeta tras el aumento del valor del Bitcoin que acaba de multiplicar su fortuna.

Ante la inminente desaparición de este "blackmarket", el problema no está cerca de solucionarse.

Al igual que ha sucedido en el pasado, se espera que los denominados carders, estafadores y ciberdelincuentes migren rápidamente a otras plataformas que ofrecen el mismo servicio.

De hecho, el "fraude y robo de datos masivos" se clasificó como el cuarto riesgo global más importante para los próximos 10 años, según el The Global Risks Report 2019 - World Economic Forum.

Chistosamente, el sitio se atreve a dejar un mensaje con sabor a despedida para sus clientes y camaradas del ecosistema mafioso comentando: "También queremos desear a todos los ciber- gángsters jóvenes y maduros que no se pierdan en la búsqueda de dinero fácil. Recuerden que todo el dinero del mundo no los hará feliz y que las cosas más valiosas de esta vida son gratis".

(*) CEO de BTR Consulting, especialista en ciberseguridad, riesgo tecnológico y de negocios.