Este jueves se conoció mediante una comunicación que apareció en el Boletín Oficial que una serie de productos incluidos en el Programa Precios Máximos - entre ellos el vino-, dejarán de estar en el listado. Esto significa que dichos productos podrán actualizar sus precios porque no quedan atados al control que maneja el Estado sobre los mismos, y que les impide a las empresas fabricantes actualizar valores.

Si bien, desde el punto de vista del consumidor, esto significa que no se podrán encontrar más los vinos incluidos en el programa a precio congelado, para las bodegas es una buena noticia porque les permite actualizar los valores que venían pisados desde que debieron comprometerse a no subir los precios, hace casi un año.

Te puede interesar...

Sin embargo, desde Bodegas de Argentina, la entidad que nuclea al todo el sector bodeguero, recomendaron a las firmas que no suban más de un 7% sus productos. La entidad en un comunicado aconsejó: "Si bien hay libertad de aplicar incrementos de precios desde el punto de vista legal, recomendamos no superar el 7% en supermercados y mayoristas nacionales. Es decisión de cada bodega aplicar incrementos mayores en el resto de los canales".

Con este pedido se busca de alguna manera unificar los precios y evitar la dispersión que tan fácilmente ocurre en un contexto inflacionario.

La entidad también adelanta que durante el mes de marzo, tendrán nuevas conversaciones con la Secretaría de Comercio Interior que lidera Paula Español, para mantener la medida y para analizar la aplicación de nuevos incrementos.

Por otra parte, el propio titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) Martín Hinojosa, se expresó a propósito de la medida y destacó que la decisión nacional se tomó luego de que el sector pidiera la liberación de precios.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FMHinojosaMza%2Fstatus%2F1357330459521335298

La norma que se conoció este lunes en el Boletín Oficial suspendió hasta el 31 de marzo próximo los efectos de la resolución 100/2020, que en marzo del año pasado había congelado los precios de 18 categorías de productos, para un conjunto de artículos, entre los cuales se encuentra el vino.

Al fundamentar la medida, la Secretaría señaló que se trata de productos que "no forman parte de los que tienen relevancia en la satisfacción de las necesidades básicas de los consumidores y usuarios".

Esta es la tercera oportunidad en que Comercio Interior desafecta productos de Precios Máximos, luego de haberlo hecho el 12 de noviembre y el 12 enero últimos, para determinados rubros.

El lunes último, el área que conduce Paula Español había dispuesto la prórroga hasta el 31 de marzo próximo de la vigencia del programa de Precios Máximos, aunque con una menor cantidad de productos, como consecuencia de la exclusión que se hizo en noviembre y enero de varias categorías que lo integraban y que se sumaron a Precios Cuidados.

De qué trata el programa

El plan Precios Máximos fue implementado a fines de marzo de 2020 y obligó a los supermercados a retrotraer los precios al día 6 de ese mes, tras una serie de incrementos en las góndolas que había detectado el Poder Ejecutivo con el inicio de las medidas de aislamiento social.

Así el valor al público de unos 2.300 productos no sufrió modificaciones durante varios meses. Sin embargo, el Gobierno habilitó un primer incremento en julio y un segundo en octubre, que fueron de hasta 6% en algunos artículos.