Las empresas de los denominados sectores críticos, que resultaron especialmente afectadas por la pandemia de coronavirus y que ingresen al programa Repro serán eximidas del pago de las contribuciones patronales hasta el 31 de diciembre.

El Gobierno nacional realizó el anunció este miércoles después de una nueva reunión del gabinete económico, encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y de la que participaron los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y de Trabajo, Claudio Moroni.

En la reunión se decidió que se eximirá del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) hasta el 31 de diciembre de 2021 a aquellas empresas que desarrollan actividades catalogadas como "críticas", en el marco del Programa de Recuperación Productiva (Repro II).

Además, se repasaron los principales indicadores económicos y sociales y se destacó la inscripción al Repro II, correspondiente al pago de los salarios del mes de abril, de 23.000 empresas, lo que implica un colectivo de 670.000, indicaron las fuentes,

La reducción de contribuciones patronales se aplicará al período mensual inmediato posterior al período de devengamiento de los salarios, cuya asistencia para el pago solicita la empleadora o el empleador al Programa, agregaron.

El ministro de Economía aseguró durante el encuentro que el Gobierno continúa "llevando adelante una política fiscal expansiva para impulsar y apuntalar la recuperación económica, aumentando de forma sustancial la inversión en inclusión social, en obra pública, en salud, y asistiendo a los sectores productivos que sufren los efectos de la pandemia de forma crítica".

Posteriormente, Moroni fue el encargado de destacar que "debido a que la recuperación es heterogénea, los empleadores que accedan al programa Repro, van a quedar eximidos de las contribuciones patronales hasta el 31 de diciembre" y esa decisión "se materializará a través de un decreto que se publicará en los próximos días".

En ese sentido, puntualizó que "los sectores críticos son básicamente gastronomía, turismo, hotelería, entretenimiento y algunas empresas de transporte vinculadas al turismo. Se trata de sectores que están claramente afectados por la pandemia",

Moroni remarcó que "con el mismo criterio, desde fines del año pasado se han desplegado un conjunto de acciones para acompañar a las familias a través de programas específicos como son el Progresar y el Potenciar Trabajo, además de la asistencia directa en los comedores y la tarjeta Alimentar".

En la reunión del gabinete económico contó también con la asistencia del presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace. En la misma se definió facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas de los sectores críticos a algunos de los planes de facilidades de pago y extender la suspensión de las ejecuciones fiscales y los embargos.

Marcó del Pont, explicó: "Definimos flexibilizar algunas de las condiciones de los planes de pagos para los sectores críticos. La medida es una respuesta a pedidos específicos que realizaron distintas cámaras empresarias representativas de los sectores que desarrollan actividades críticas como el turismo y la gastronomía".

"Vamos a prorrogar la suspensión de las ejecuciones fiscales y los embargos para las actividades críticas, que tiene vencimiento a finales de mayo. Es importante porque son sectores que, con las nuevas restricciones, están teniendo mayores complicaciones y se trata de sectores que, en su mayoría, no habían logrado recuperar los niveles de actividad previos al inicio de la pandemia", destacó Marcó del Pont.

También se analizaron las cuatro líneas de financiamiento del Banco Nación por $7.650 millones, garantizadas y con subsidio de tasa por parte del Gobierno nacional, orientadas a otorgar créditos blandos y subsidiados para las actividades críticas. Estas líneas están específicamente diseñadas para atender a las empresas de Turismo, Cultura y Telemedicina PAMI.

En la reunión se puso en marcha una ampliación de estas líneas de $1.000 millones, para compra de productos de calefacción, cerramientos y ventilación que les permitan seguir prestando servicios durante la etapa invernal a los establecimientos gastronómicos.

Seguir leyendo